Guterres advierte que la situación en Gaza es cada vez más desesperada

El Secretario General de la ONU, António Guterres (derecha), se dirige a los medios de comunicación en Katmandú, junto al primer ministro Pushpa Kamal Dahal.
ONU Nepal
El Secretario General de la ONU, António Guterres (derecha), se dirige a los medios de comunicación en Katmandú, junto al primer ministro Pushpa Kamal Dahal.

Guterres advierte que la situación en Gaza es cada vez más desesperada

Paz y seguridad

El Secretario General comienza su visita oficial a Nepal reiterando su llamamiento en favor de un alto el fuego humanitario inmediato en Gaza. Agradece a Nepal por su compromiso con el multilateralismo y el desarrollo sostenible y pide a los países desarrollados intensificar su apoyo para hacer frente a la crisis climática. 

El Secretario General comenzó este domingo su visita oficial a Nepal transmitiendo su más sentido pésame a las familias de los 10 estudiantes nepaleses muertos en los ataques terroristas de Hamás en Israel, y volvió a pedir la protección de todos los civiles en Gaza, donde "la situación es cada hora más desesperada".

La visita de António Guterres se produce cuando la crisis en la Franja de Gaza entra en su tercera semana tras la incursión de militantes de Hamás en Israel el 7 de octubre y la posterior declaración de guerra por parte de Israel.

"Sé que, aunque el conflicto de Oriente Medio está a miles de kilómetros de distancia, ha golpeado muy de cerca al pueblo de Nepal", declaró el Secretario General en una rueda de prensa el domingo junto al primer ministro Pushpa Kamal Dahal.

Además de expresar sus mejores deseos de que Bipin Joshi, ciudadano nepalí desaparecido, regrese sano y salvo, Guterres prometió que seguiría insistiendo en la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes de Gaza.

Cumplimiento del derecho internacional humanitario

"Reitero mi condena absoluta de los atroces atentados perpetrados por Hamás. No hay justificación, nunca, para matar, herir y secuestrar a civiles", declaró el Secretario General.

Haciendo hincapié en sus constantes llamamientos al estricto cumplimiento del derecho internacional humanitario, señaló: "Las leyes de la guerra establecen normas claras para proteger la vida humana y respetar las preocupaciones humanitarias. Esas leyes no pueden tergiversarse en aras de la conveniencia".

Guterres afirmó que en Gaza hay más de dos millones de personas sin ningún lugar seguro al que ir, a las que se niega lo esencial para la vida, alimentos, agua, cobijo y atención médica, mientras son sometidas a un bombardeo incesante.

Reiteró su llamamiento en favor de un alto el fuego humanitario inmediato, la liberación incondicional de todos los rehenes y la prestación de ayuda humanitaria sostenida a una escala que satisfaga las necesidades de la población de Gaza.

Este viernes, la Asamblea General adoptó una resolución en la que pedía una pausa humanitaria, pero en los últimos días se han intensificado los bombardeos y han aumentado los informes de operaciones terrestres dentro de Gaza por parte de Israel.

Un país comprometido con el multilateralismo y el desarrollo sostenible

El Secretario General dio las gracias al primer ministro Dahal y afirmó que la ONU está enormemente agradecida a Nepal por su apoyo a las soluciones multilaterales, respaldado por su enorme contribución a las misiones de mantenimiento de la paz en todo el mundo.   

Al comienzo de su visita de cuatro días al país, Guterres también elogió el "asombroso progreso" de Nepal en las últimas dos décadas, ya que se ha convertido en una república, ha establecido la paz y se ha “volcado” con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la acción climática.

El titular de la ONU señaló que, en los próximos años, Nepal también se embarcará en las etapas finales del proceso de paz: la justicia transicional. 

"La justicia transicional debe contribuir a llevar la paz a las víctimas, las familias y las comunidades", afirmó, subrayando que "Naciones Unidas está dispuesta a apoyar a Nepal para que desarrolle un proceso que cumpla las normas internacionales, las sentencias del Tribunal Supremo y las necesidades de las víctimas, y para que lo ponga en práctica".

Ventisca de crisis globales

"Nepal también está atrapado en una ventisca de crisis globales que no son de su cosecha: las secuelas de la pandemia del COVID-19, la inflación y la enorme amenaza que supone el caos climático", afirmó el Secretario General.

Por ello, dijo, “se necesita mucha más acción internacional. Los países desarrollados deben intensificar su apoyo al desarrollo sostenible y ayudar a las economías en desarrollo, incluido Nepal, para hacer frente a la crisis climática". 

Guterres señaló que en este viaje tenía previsto visitar el Himalaya para comprobar de primera mano el terrible impacto de la crisis climática en los glaciares. 

"La situación es calamitosa, y se está acelerando. Nepal ha perdido cerca de un tercio de su hielo en poco más de treinta años. Y los glaciares se están derritiendo a un ritmo récord", declaró, y añadió: "El impacto en las comunidades es devastador".

Teniendo esto en cuenta, Guterres dijo que también tenía previsto reunirse con la población local del Himalaya para escuchar directamente de ellos cómo se ven afectados. 

"Quiero explorar cómo las Naciones Unidas y Nepal pueden trabajar juntos para resolver problemas, impulsar perspectivas y mejorar el apoyo internacional. Porque, aunque Nepal es amigo del mundo, el mundo debe ser mejor amigo de Nepal", concluyó.