Crisis alimentaria en América Latina, Myanmar, viruela del mono, COVID-19… Las noticias del martes

14 Junio 2022

Las diversas crisis mundiales dejan a América Latina y el Caribe con unos 9,7 millones de personas con necesidad urgente de ayuda alimentaria. Michelle Bachelet advierte que el pueblo de Myanmar continúa atrapado en un ciclo de pobreza y desplazamiento. La Organización Mundial de la Salud no recomienda una vacunación masiva contra la viruela del mono. Una experta en derechos humanos pide acabar con el apartheid de las vacunas contra el COVID-19.

El PMA alerta sobre una crisis alimentaria “oculta” en América Latina y el Caribe

De los 2300 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria moderada y grave en el mundo, el 11% se encuentra en América Latina y el Caribe, alertó este martes el Programa Mundial de Alimentos, que avisó que se cierne “una crisis oculta que” afectará a millones de personas dentro y fuera de la región.

El efecto dominó provocado por los múltiples sucesos climáticos, unidos a la pandemia de COVID-19 y la crisis alimentaria, energética y financiera derivada del conflicto en Ucraniaha dejado a unos 9,7 millones de personas con necesidad urgente de ayuda alimentaria, frente a los 8,3 millones que la precisaban a finales de 2021.

La directora regional del Programa en América Latina y el Caribe, Lola Castro, afirmó que si la crisis continúa se prevén unos 14 millones de personas en esta situación, una cifra que se acercaría a los niveles de inseguridad alimentaria severa registrados durante el pico de la pandemia de COVID-19 cuando se llegó a más de 17 millones de personas.

Castro destacó que el elevado número de personas que pretenden emigrar, unido a la actual crisis alimentaria, de combustible, financiera, y climática, incluyendo la que se espera sea una temporada de huracanes extremadamente activa, no hará sino agravar esta situación.

Los tres grupos principales de personas en desplazamiento son: emigrantes que ya estaban en otro país, como haitianos y venezolanos, que necesitan volver a emigrar debido a las dificultades económicas; residentes de países latinoamericanos y caribeños; y las personas procedentes de otros continentes como África y Asia que creen que cruzar el Paso del Darién les da la oportunidad de llegar a Estados Unidos.

Bachelet denuncia posibles crímenes contra la humanidad en Myanmar

Jóvenes participando en una manifestación a favor de la democracia en Myanmar.
UNSPLASH/Pyae Sone Htun
Jóvenes participando en una manifestación a favor de la democracia en Myanmar.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos denunció hoy que la situación de los derechos humanos en Myanmar continúa empeorando rápidamente.

Michele Bachelet indicó ante el Consejo de Derechos Humanos que el pueblo de Myanmar todavía sufre las devastadoras consecuencias del golpe militar de febrero de 2021, y que continúa atrapado en un ciclo de pobreza y desplazamiento, y de violaciones y abusos de las garantías fundamentales.

Bachelet destacó que en Myanmar se observa un uso sistemático y generalizado de tácticas contra la población civil, respecto a las cuales hay motivos razonables para creer que se han cometido crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra. 

El número de asesinatos cometidos por el Ejército desde febrero de 2021 asciende a 1900 y la situación humanitaria empeora por momentos con un millón de personas registradas como refugiados internos por la ONU y 14 millones que precisan urgentemente ayuda de socorro.

El golpe militar ha paralizado la economía de Myanmar, con millones de personas que han perdido sus empleos o fuentes de ingresos en el último año. El valor de la moneda nacional se ha desplomado, y los precios de los productos esenciales se han disparado.

La Alta Comisionada instó a todos los Estados miembros, en particular a los que tienen mayor acceso e influencia, a intensificar su presión sobre los dirigentes militares birmanos.

La OMS no recomienda una vacunación masiva contra la viruela del mono

La viruela del mono produce lesiones cutáneas, fiebre y dolor corporal en las personas afectadas por el virus.
© CDC
La viruela del mono produce lesiones cutáneas, fiebre y dolor corporal en las personas afectadas por el virus.

La Organización Mundial de la Salud no cree que actualmente sea necesaria ni recomendable una vacunación masiva contra la viruela del mono, según indican las primeras recomendaciones de la agencia sobre el uso de inmunizaciones contra esa enfermedad.

La OMS estima que la propagación de la viruela del mono de persona a persona puede controlarse con medidas de salud pública que incluyan la detección temprana de casos, junto al diagnóstico, la atención, el aislamiento y el rastreo de contactos.

Al mismo tiempo, indicó que todas las decisiones en torno a la inmunización con vacunas contra la viruela o la viruela del mono deben realizarse mediante un proceso de decisión clínica compartida, basado en una evaluación conjunta de los riesgos y los beneficios, entre el proveedor de servicios médicos y el posible vacunado, en función de cada caso.

Para los contactos expuestos a los casos de la enfermedad se recomienda administrar una vacuna adecuada de segunda o tercera generación, preferiblemente dentro de los cuatro días siguientes a la primera exposición y hasta 14 días en ausencia de síntomas del padecimiento.

Experta en derechos humanos pide acabar con la situación de apartheid de las vacunas contra el COVID-19

Vacunaciones contra el COVID-19 en comunidades indígenas en Colombia
OPS / Karen González Abril
Vacunaciones contra el COVID-19 en comunidades indígenas en Colombia

La relatora especial de las Naciones Unidas sobre las formas contemporáneas de racismo, E. Tendayi Achiume, pidió hoy a la Organización Mundial de Comercio que flexibilice las leyes de propiedad intelectual que protegen la tecnología de las vacunas y tratamientos contra el COVID-19.

La exención flexibilizaría las normas de propiedad intelectual de la Organización Mundial del Comercio y permitiría aumentar la producción y distribución de vacunas, diagnósticos y tratamientos para quienes no tienen acceso a la atención sanitaria relacionada con el COVID-19.

La especialista en derechos humanos afirmó que "el hecho de no autorizar la exención general iría en contra de los principios fundamentales de derechos humanos de igualdad racial y no discriminación".

Achiume indicó que actualmente más del 70% de las personas que viven en países de altos ingresos ya han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus, mientras que en los países de bajos ingresos esa cifra no llega al 18%, por lo que denunció que el actual sistema equivale a una situación de "apartheid” relacionado a las vacunas.

La relatora destacó que las personas más perjudicadas por esta situación “son los pueblos racialmente marginados”, por lo que “el acceso desigual a las vacunas y tratamientos contra el COVID-19 dentro de las naciones y entre ellas es innegablemente una cuestión de injusticia racial".

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.