“Se mire como se mire, las guerras son diabólicas”, asegura el responsable para la Crisis en Ucrania

3 Junio 2022

En una entrevista con Noticias ONU, Amin Awad señala que “hay optimismo de que la guerra termine, porque ni Ucrania ni Rusia pueden permitírselo”.

Tras el ataque de Rusia a Ucrania el pasado 24 de febrero, el Secretario General António Guterres nombró un día más tarde a Amin Awad como Coordinador de de la ONU para la Crisis en Ucrania. Cuando se cumplen cien días de la invasión, Noticias ONU habló en exclusiva y en profundidad con Awad, nacional de Sudán y con amplia experiencia en funciones de alto nivel en la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, quien explicó lo pasos que está dando la Organización para tratar de acabar con el conflicto, a la vez que proporciona apoyo y protección a millones de civiles ucranianos atrapados en el fuego cruzado, especialmente a la luz del crudo invierno que se avecina.

Noticias ONU: La guerra en Ucrania ha alcanzado un trágico hito. ¿Hay esperanzas de que esta guerra termine pronto?

Amin Awad: "Hay optimismo de que la guerra termine, porque ni Ucrania ni Rusia pueden permitírselo. Ucrania está perdiendo vidas, sufriendo la destrucción de hospitales, escuelas, casas, estaciones de tren y vías, y el sector del transporte. Y las sanciones a Rusia son duras.

(La guerra) también es destructiva para el mundo. Ucrania cubre entre el 15% y el 20% de las necesidades alimentarias del mundo. Estos alimentos están bloqueados, y se acerca otra temporada de cosecha: tenemos una interrupción de los canales de distribución de alimentos y de las cadenas de suministro.

Asimismo, observamos problemas de inflación y el impago de la deuda de los países: Sri Lanka, por ejemplo, no puede pagar sus préstamos. El mundo no está pasando por un buen momento.

Trabajadores humanitarios preparándose para entregar ayuda de la ONU y de los socios humanitarios en Sievierodonetsk, Ucrania.
OCHA/Ivane Bochorishvili
Trabajadores humanitarios preparándose para entregar ayuda de la ONU y de los socios humanitarios en Sievierodonetsk, Ucrania.

Noticias ONU: Los civiles están pagando el precio más alto de esta invasión. Muchos fueron asesinados, mientras que millones buscaron refugio en países vecinos. ¿Cuál es la situación de los que todavía siguen en el país?

Amin Awad: La sensación es de desesperación. Hay casi ocho millones de desplazados internos y otros seis millones en el extranjero. Unos 15 millones no abandonaron sus hogares, pero se han visto afectados por la pérdida de sus medios de vida, y han perdido el acceso a servicios como la educación y la sanidad, entre otros. Millones de niños no van a la escuela.

El sistema de seguridad social está bajo presión. Los servicios gubernamentales están al límite. También lo está la comunidad humanitaria. Es una situación realmente mala.

Noticias ONU: La ONU y la Cruz Roja facilitaron la evacuación de los civiles atrapados en la planta siderúrgica de Azovstal, en la ciudad portuaria ucraniana de Mariupol. ¿Está actualmente la ONU involucrada en alguna operación similar para evacuar a los que permanecen atrapados en las zonas hostiles?

Amin Awad: No hemos recibido solicitudes de evacuación, como la de Mariupol, pero hemos presentado solicitudes de acceso a zonas donde la población necesita alimentos, suministros médicos y otro tipo de apoyo.

Civiles de Mariúpol que abandonaron la planta de Azovstal en una operación de la ONU y la Cruz Roja
© UNOCHA/Kateryna Klochko
Civiles de Mariúpol que abandonaron la planta de Azovstal en una operación de la ONU y la Cruz Roja

Además, creo que ahora tenemos que centrarnos sobre todo en el invierno: ya estamos en junio y el invierno está a la vuelta de la esquina y, en esta parte del mundo, las temperaturas son bajo cero. Con la destrucción de muchas de las plantas eléctricas, y la pérdida de las fuentes de energía alternativas, tenemos que elaborar rápidamente una estrategia de apoyo para millones de personas durante este invierno.

Noticias ONU: Usted ha estado recientemente en Ucrania y ha visto la parte más desagradable de esta guerra. ¿Puede contarnos una historia humana que le haya conmovido especialmente?

Amin Awad: Hay mucho sufrimiento. Conduciendo a través de algunas de estas áreas de destrucción, veo a niños que han escapado de la destrucción de sus casas o edificios de apartamentos, y se encuentran solos en la carretera, sin padres, sin tutores, y sin ningún lugar al que ir.

Creo que este es uno de los aspectos más desagradables de la guerra que tenemos que detener.

Noticias ONU: En cuanto a la seguridad de la central nuclear de Zaporizhzhya, ¿la ONU está trabajando con las partes para afrontar posibles amenazas?

Amin Awad: El Organismo Internacional de Energía Atómica estuvo aquí muchas veces. Visitaron todas las centrales. Zaporizhzhya está bajo control ruso, y creo que hay una negociación en marcha para facilitar el acceso de la agencia.

Las centrales nucleares podrían suponer un peligro, no sólo para Ucrania, sino para todo el continente. Por lo tanto, precisan la máxima atención, y hay que cumplir con los procedimientos y protocolos de seguridad.

Noticias ONU: En toda Ucrania se produjeron numerosos ataques contra escuelas Usted llamó a las partes en conflicto que no atacaran a los civiles ni las infraestructuras civiles, y subrayó que estas obligaciones no eran negociables en virtud del derecho internacional humanitario. ¿Hay algún indicio de que Rusia esté escuchando estos pedidos?

Amin Awad: Seguimos instando a Rusia a que preserve lo que llamamos infraestructura civil, es decir, las fuentes de agua, la electricidad, las escuelas y los hospitales.

Continuaremos con estas peticiones porque el número de personas que han huido a causa de los ataques es enorme e inaceptable.

El director de una escuela en la localidad ucraniana de Chernihiv examina los daños causados tras un bombardeo aéreo.
UNICEF/Ashley Gilbertson VII Photo
El director de una escuela en la localidad ucraniana de Chernihiv examina los daños causados tras un bombardeo aéreo.

Noticias ONU: ¿Quiere enviar algún mensaje final?

Amin Awad: Mi mensaje final es simplemente que esta guerra se detenga. El mundo se beneficiará de ello.

Unos 69 países podrían verse afectados por la escasez de alimentos, la inflación, el colapso de las cadenas de suministros, las consecuencias del desempleo y muchos otros factores.

El mundo ya se enfrenta a numerosos retos. Uno de ellos es el cambio climático, que también está afectando a la agricultura y a otros medios de subsistencia.

Así que, se mire como se mire - desde el punto de vista estratégico, político o económico - las guerras son nocivas.

Las guerras no aportan beneficios. Todo el mundo pierde.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.