Colombia: La ONU rechaza la violencia y llama a la implementación amplia del Acuerdo de Paz

28 Enero 2022

El máximo órgano de seguridad y la misión en el país expresan preocupación por la persistencia de la violencia, los ataques contra excombatientes y una agresión a personal de la ONU, e instan nuevamente a hacer realidad en su totalidad el acuerdo entre el gobierno y las FARC-EP para instaurar la paz en esa nación.

Un equipo de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia sufrió el jueves un ataque en San José de Guaviare en Puerto Nuevo, Guaviare, que terminó con la incineración de dos vehículos de la comitiva que se dirigía a la zona rural del Guayabero para reunirse con comunidades locales.

La caravana conjunta de la Misión con la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) y una ONG de socorro fue emboscada por sujetos armados que obligaron a los trabajadores a descender de los tres vehículos que integraban el convoy para proceder a incendiar dos de ellos. El personal pudo regresar ileso a las oficinas de la ONU.

La Misión de la ONU repudió enérgicamente la agresión y condenó cualquier intento de intimidación de los grupos armados ilegales contra el trabajo de las Naciones Unidas y de las agencias humanitarias.

Asimismo reiteró su preocupación por la violencia persistente en zonas prioritarias para la implementación del Acuerdo de Paz y refrendó la intención de continuar respaldando los esfuerzos para conseguirla.

Integrante de la Misión de la ONU entregando un certificado de dejación de armas a una excombatiente de las FARC-EP.
UNVMC/Jennifer Moreno
Integrante de la Misión de la ONU entregando un certificado de dejación de armas a una excombatiente de las FARC-EP.

Ataques a excombatientes

Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU manifestó su inquietud por las amenazas, ataques y asesinatos de excombatientes de las FARC-EP que depusieron las armas para ser parte del proceso de paz.

En un comunicado, el órgano de seguridad explicó que esos embates se extienden a líderes comunitarios y sociales, entre ellos mujeres y personas indígenas y comunidades afrocolombianas.

El texto resaltó los altos niveles de inseguridad en algunas zonas pese a las garantías de seguridad y los avances continuos de la Unidad Nacional de Protección.

El Consejo solicitó la adopción de una política pública para el desmantelamiento de los grupos armados ilegales, enfatizando la necesidad de aumentar la presencia del Estado en las zonas afectadas por el conflicto.

Se pronunció también por seguir implementando el plan de acción del Programa Integral de Salvaguardias para Mujeres Líderes y Defensoras de Derechos Humanos, y por atender la situación de los niños en conflicto.

Con respecto al proceso de paz, los miembros del Consejo consideraron que la conmemoración del quinto aniversario del Acuerdo Final de Paz reanimaron la atención de todas las partes en la necesidad de consolidar los progresos logrados y abordar los desafíos, particularmente en el año electoral que inicia en Colombia.

En esa línea, reafirmaron su apoyo firme al Sistema Integral para la Verdad, la Justicia, la Reparación y la No Repetición, y aseveraron que éste será un año crucial para el cumplimiento de sus mandatos.

Del mismo modo, acogieron con beneplácito los avances en la reintegración socioeconómica de los excombatientes y subrayaron la importancia de ampliar su acceso a la tierra y la vivienda, mejorar sus oportunidades de educación y empleo, y garantizar un apoyo suficiente para los que viven fuera de las antiguas Áreas Territoriales de Capacitación y Reintegración como una forma de consolidar el proceso de reintegración.

En una pequeña localidad de Llano Grande, en Dabeiba (Colombia), se facilita la reintegración de excombatientes de las FARC en la sociedad civil.
Mision de Verificación de la ONU en Colombia
En una pequeña localidad de Llano Grande, en Dabeiba (Colombia), se facilita la reintegración de excombatientes de las FARC en la sociedad civil.

Elecciones

El Consejo se mostró complacido por los preparativos para los próximos comicios legislativos y presidenciales y abogó por que todos los actores tomen las medidas que hagan falta para hacer posible una participación segura, pacífica e inclusiva, haciendo hincapié en el involucramiento igualitario de las mujeres.

El comunicado hizo referencia en particular a los 16 distritos electorales especiales de transición establecidos en áreas afectadas por conflictos para facilitar la representación política de las poblaciones marginadas históricamente.

Finalmente, el Consejo de Seguridad volvió a hacer patente su compromiso de trabajar en colaboración con Colombia para alcanzar la implementación integral del Acuerdo Final de Paz e hizo eco de la apreciación del Secretario General en el sentido de que se precisa un mayor avance en todos los aspectos y más rapidez en la aplicación de las disposiciones étnicas y de género.

“El proceso de paz de Colombia sigue siendo un ejemplo para el mundo de la posibilidad de resolver los conflictos armados a través del diálogo”, concluyó el Consejo de Seguridad.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.