Guterres y el Consejo de Seguridad condenan el ataque contra las fuerzas de paz de la ONU en Mali

13 Febrero 2021

El Secretario General de la ONU y el Consejo de Seguridad condenaron este sábado el ataque perpetrado por elementos armados no identificados contra una base de operaciones temporal de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Mali en el municipio de Kerena, en la región de Douentza. 

El asalto a las tropas de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Mali (MINUSMA), que tuvo lugar el miércoles, finalizó con la muerte de un miembro del personal de mantenimiento de la paz y causó heridas a otros 27 efectivos togoleses.

Los miembros del órgano de Seguridad y Antonio Guterres expresaron sus más profundas condolencias a la familia de la víctima, así como al Gobierno y al pueblo de Togo y desearon una pronta recuperación a los heridos.

Al mismo tiempo, pidieron al Gobierno de transición de Malí que investigue con urgencia el ataque contra la Misión y lleve a los perpetradores ante la justicia. Ambos recordaron que los ataques dirigidos contra el personal de mantenimiento de la paz de la Organización pueden constituir crímenes de guerra según el derecho internacional.

Los integrantes del Consejo subrayaron que la participación en la planificación, la dirección, el patrocinio o la realización de ataques contra el personal de mantenimiento de la paz de la Misión supone la base para la aplicación de sanciones en virtud de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Asimismo, expresaron su preocupación por la situación de seguridad en la nación africana y por la “proyección transnacional de la amenaza terrorista en la región del Sahel” e instaron a las partes en Mali a aplicar plenamente y sin más demora  el Acuerdo de Paz y Reconciliación logrado el año 2015.

Indicaron que la implementación del acuerdo y el fortalecimiento de los esfuerzos para superar las amenazas podrían contribuir a mejorar la situación de seguridad en todo el país.

Por último, destacaron que los esfuerzos de la Fuerza Conjunta del G5 Sahel – que incluye a Burkina Faso, Mali, Mauritania, Níger y Chad- para contrarrestar las actividades de los grupos terroristas y otros grupos delictivos organizados contribuirán a crear un entorno más seguro en la región del Sahel.

Primera reunión del Comité de Seguimiento de Acuerdo de Paz fuera de Bamako

En otro comunicado emitido hoy por la Oficina del portavoz de António Guterres, se aplaudió la celebración de la “histórica reunión” del Comité de Seguimiento del Acuerdo de Paz y Reconciliación celebrada este jueves en la localidad de Kidal.

La reunión de alto nivel, presidida por el ministro de Asuntos Exteriores de Argelia, Sabri Boukadoum, reunió a seis ministros malienses, a los dirigentes de los movimientos armados firmantes y a la Mediación Internacional, representada a alto nivel.   

Es la primera vez que se celebra una reunión del Comité fuera de Bamako la capital del país, desde la firma del Acuerdo de Paz en 2015”, indica la nota de la Oficina del vocero.

El Secretario General instó a las partes firmantes a aprovechar esta dinámica positiva “traduciendo los compromisos acordados en acciones para que el pueblo maliense pueda cosechar los beneficios de la paz”. 

 

 

Participa en nuestra encuesta sobre Noticias ONU. Son solo cuatro minutos.
Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

Mali: El Secretario General de la ONU condena un nuevo ataque mortal contra las fuerzas de paz de la Organización

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, condenó enérgicamente este sábado un nuevo ataque mortal contra un convoy de las fuerzas de mantenimiento de paz de la ONU en el que falleció un casco azul egipcio y dejó gravemente herido a otro.  

Es urgente revertir la “espiral descendente” en el Sahel central mediante la paz y la reconciliación

De los 2400 millones de dólares que Naciones Unidas pidió a la comunidad internacional de donantes para cubrir la ayuda de emergencia este año y el que viene en la región del norte de África, se han conseguido compromisos por más de 1700 millones, anunció el portavoz de la Organización Stéphane Dujarric.