Más de medio millón de muertos y casi quince millones de casos de COVID-19 en América

16 Septiembre 2020

Pese a que se ha conseguido controlar la enfermedad en algunos de los focos más importantes, continúan creciendo las cifras de fallecidos y de casos en el continente americano. Con varios comicios en el horizonte,  la agencia regional de salud pidió a los países que estén preparados para que los ciudadanos puedan ejercer su derecho al voto sin sacrificar su derecho a la salud.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) anunció este miércoles que durante el continente americano alcanzó en la última semana dos hitos preocupantes: superar el medio millón de muertes y alcanzar casi quince millones de casos.

Durante su encuentro semanal con los medios de comunicación para analizar la situación de la enfermedad en América, Carissa Etienne indicó que, aunque se ha mejorado el control sobre la COVID-19 en alguno de los epicentros como Estados Unidos, las cifras recopiladas “enmascaran” otra realidad: que todavía hay áreas dentro de los países que reportan preocupantes incrementos diarios de casos del padecimiento.

Etienne añadió que durante las dos últimas semanas en América del Sur se han multiplicado por diez los casos de la enfermedad en zonas de Colombia a través de la frontera con Venezuela y que vio pautas similares en áreas de Argentina. Del mismo modo, se documentaron grandes incrementos de casos en islas del Caribe como Jamaica, Bahamas y República Dominicana.

“Los índices de mortalidad también suben en algunas zonas de México. Y vemos tendencias similares en áreas de Ecuador, Costa Rica y Bolivia, donde siguen aumentando las muertes por COVID-19", afirmó.

La máxima responsable de la Organización indicó que estas cifras representan un claro recordatorio de que un gran número de personas en la región siguen siendo vulnerables a la infección, especialmente las grandes poblaciones que aún no fueron expuestas a sus efectos.

Poder votar sin perder la salud

Ante las próximas citas electorales en algunos países del continente como Bolivia, Brasil, Chile y Estados Unidos, Etienne señaló que las naciones se han de preparar para que los ciudadanos ejerzan su derecho al voto sin sacrificar su derecho a la salud.

Para conseguirlo, indicó que es necesaria “una planificación cuidadosa que asegure que los protocolos respondan a la prevención de la propagación del virus”.

Así, mientras algunos países cambiaron las fechas de los comicios para evitar reuniones de personas durante los períodos de transmisión intensa, otros combinan los métodos tradicionales de sufragio con el voto por correo y las tecnologías digitales.

“Los gobiernos deben liderar los planes nacionales para garantizar la adopción de medidas de salud pública en la votación presencial y para que los ciudadanos sepan cómo mantener su seguridad y la de los demás frente a las urnas”, apuntó.

La región secunda la iniciativa de vacuna global de la OMS

El subdirector de la OPS, el doctor Jarbas Barbosa, confirmó que todos los países del continente americano, a excepción de Estados Unidos e incluyendo a Brasil, enviaron sus cartas de intención de ser parte de la cartera COVAX, una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud para desarrollar y proveer el acceso equitativo a una vacuna contra laCOVID-19, y que tienen hasta el 18 de septiembre para firmar este compromiso.

¿Son confiables las pruebas rápidas de detección de la COVID-19?

Con respecto a las pruebas rápidas, Barbosa distinguió entre los test PCR, la mejor herramienta para confirmar un caso en palabras del experto ya que con las nuevas plataformas pueden conseguirse resultados en unos noventa minutos; y las pruebas rápidas de anticuerpos, que no se recomiendan para el diagnóstico, pero sí para ensayos de encuestas serológicas.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

Es imperativo que la vacuna contra el COVID-19 se considere un bien público global: Guterres

En su 75º aniversario, la Organización de las Naciones Unidas celebrará el debate de alto nivel de su Asamblea General de manera virtual, dadas las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19. Este evento sin precedentes es una muestra más de la fragilidad del mundo actual y destaca la urgencia de cambiar el rumbo en muchas esferas, empezando por el de la cooperación y la solidaridad internacionales.

El mundo no estaba preparado para la COVID-19, ni lo está para una próxima epidemia global

Un nuevo estudio de Junta de Monitoreo de la Preparación Mundial revela que invertir en la preparación para posibles pandemias conlleva enormes beneficios y deja ver que se necesitarían 500 años para gastar en preparación una cantidad similar a la que el mundo está perdiendo actualmente por el coronavirus. El mundo no puede permitirse este periodo de pánico y abandono, destaca el estudio.