La lucha contra el coronavirus pide continuar invirtiendo en sanidad pública

7 Septiembre 2020

La Organización Mundial de la Salud destacó este jueves que la salud pública es la piedra angular de la estabilidad social, económica y política y que ello significa invertir en servicios orientados a la población para prevenir, detectar y responder a las enfermedades. El organismo destaca la necesidad de estar más preparados por si aparece otra pandemia en el futuro.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó hoy que durante los últimos años muchos países han hecho enormes avances en medicina, pero que demasiados han descuidado sus sistemas básicos de sanidad pública, que son clave para responder a los brotes de enfermedades infecciosas.

Por esa razón y durante su conferencia de prensa semanal sobre la pandemia de coronavirus, el doctor Tedros Adhanom Gebreyesus alentó este lunes a los países continuar invirtiendo en salud pública y en atención primaria mientras luchan contra el COVID-19.

El máximo responsable de la Organización recordó que la salud es una necesidad y un bien humano y no un artículo de lujo para los que puedan permitírselo.

“La salud pública es la base de la estabilidad social, económica y política. Eso significa invertir en servicios orientados a la población para prevenir, detectar y responder a las enfermedades”, destacó.

El doctor Tedros advirtió que la pandemia de COVID-19 no va a ser la última que padecerá la humanidad y que el mundo ha de estar más preparado para cuando llegue la próxima. Uno de los múltiples ejemplos citados a nivel global fue el caso de Uruguay.

“Aunque América ha sido la región más afectada, Uruguay ha notificado el menor número de casos y muertes en América Latina, tanto en total como por habitante.

Esto no es un accidente. Uruguay tiene uno de los sistemas de salud más sólidos y resistentes de América Latina, con una inversión permanente basada en el consenso político sobre la importancia de invertir en la salud pública”, recalcó.

Igualmente, aplaudió el anuncio de la Canciller de Alemania Angela Merkel de que su gobierno invertirá 4000 millones de euros para fortalecer el sistema de salud pública de Alemania hasta el año 2026.

Confusión con los mensajes de sanitarios

Ante la posibilidad de que en determinados países el público se sienta confundido por los mensajes de salud pública, deje de confiar en sus recomendaciones o estos estén politizados, el doctor Michael Ryan, director de Emergencias de la Organización, dijo que los Gobiernos escuchan a la ciencia, pero también tienen que aplicar medidas y que, a veces, existe una brecha entre la ciencia y las políticas que funcionan.

“Y es ahí donde un gobierno tiene que actuar y rendir cuentas por esa traducción de la ciencia en una política efectiva y asequible que permita a una sociedad avanzar con confianza. Que el gobierno está haciendo lo mejor en el interés de la gente”, razonó.    

Ahondando en la temática y ante la pregunta de una periodista sobre qué sucede cuando los Gobiernos envían mensajes controvertidos a la población, como en el caso de Brasil donde sus habitantes estaban confinados pero el presidente de la nación fue visto muchas veces al aire libre, Ryan indicó que tanto los ciudadanos brasileños como los de otros muchos países pueden acudir a múltiples fuentes de información.

El experto de la OMS apuntó que los Gobiernos generan confianza en las comunidades al proporcionarles sólo información basada en pruebas verificadas.

“La gente es inteligente y realista y no busca respuestas mágicas ni unicornios. Entienden que todos vivimos en el mundo real y que tratar de presentar soluciones simplificadas, simplistas, no es una estrategia ganadora a largo plazo con las poblaciones”, destacó

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android