Covid, escuelas, México... Las noticias del martes

4 Agosto 2020

António Guterres pide a los gobiernos que en cuanto hayan controlado la transmisión local de COVID-19 abran las escuelas de manera segura para evitar una “catástrofe generacional”. En México, el PNUD prevé que 1,4 millones de estudiantes no regresarán a clases en el curso escolar 2020-2021. Un convenio sobre trabajo infantil se ha convertido en la primera convención internacional ratificada por todos los Estados que forman parte de la Organización Internacional del Trabajo. 

Guterres pide reabrir las escuelas “de manera segura” para evitar “una catástrofe generacional”

El Secretario General de la ONU pide a los gobiernos que en cuanto hayan controlado la transmisión local de COVID-19 se centren en reabrir las escuelas de manera segura para evitar una “catástrofe generacional”.

António Guterres asegura que "vivimos un momento determinante” y que las decisiones que los gobiernos tomen ahora tendrán un efecto duradero en cientos de millones de jóvenes, así como en las perspectivas de desarrollo de los países durante decenios.

Guterres presentó un informe para analizar el impacto del cierre de las escuelas y centros de educación superior. Según este documento, a mediados de julio las escuelas permanecían cerradas en más de 160 países, algo que afecta a más de mil millones de estudiantes. Las proyecciones indican que casi 24 millones de estudiantes desde primaria hasta universidad podrían abandonar las clases

"Ahora nos enfrentamos a una catástrofe generacional que podría desperdiciar un potencial humano incalculable, minar décadas de progreso y exacerbar las desigualdades arraigadas", avisa Guterres.

El Secretario General considera que es esencial encontrar un equilibrio entre los riesgos para la salud y los riesgos para la educación y la protección de los niños, y tener en cuenta también la repercusión en la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo.

No es que no haya remedio contra el COVID-19, pero tomará tiempo

Sobre las declaraciones del director de la Organización Mundial de la Salud sobre que no “hay una solución infalible para el COVID-19 y puede que nunca la haya”, la Organización Panamericana de la Salud explicó que el doctor Tedros Adhanom Gebreyesus no ha dicho que todo esté perdido.

“Es importante poner en contexto que las declaraciones del director general no van en ese sentido, lo que quiere decir es que debemos continuar con las medidas de prevención. Cuando el director habla de un Silver Bullet (Bala de Plata) lo que está diciendo es que va a tomar tiempo. Hay más de 160 vacunas e innumerables medicinas en investigación, pero hay que esperar los resultados", dijo Marcos Espinal, director del departamento de enfermedades infecciosas de la OPS.

Espinal dijo que también era necesario recordar, por ejemplo, algunos virus como el VIH, para el cual aún no se logra encontrar una vacuna efectiva.

“Toma tiempo, pero no podemos creernos o pensar que porque tenemos 160 vacunas en investigación ya tenemos la solución. Hay que esperar los resultados y el llamado del director general es a continuar con las medidas de mitigación para reducir esa sobrecarga a nuestros hospitales: el distanciamiento social, las medidas no farmacéuticas, pero no podemos tomarlo como que no va a haber solución. Habrá medicinas, posiblemente vacunas, pero hasta que no tengamos los resultados de los ensayos clínicos, no podemos llegar a conclusiones”, enfatizó el experto.

Espinal, también advirtió sobre el uso del dióxido de cloro como medicina contra el COVID-19, y recordó que se trata de un compuesto peligroso y que no existe evidencia científica que lo respalde.

1,4 millones de estudiantes mexicanos no regresarán a clase el próximo curso

Marco Aurelio Heras
Lupita Heras, de 13 años, originaria de Pachuca, Hidalgo en México, cursa el primer año de secundaria y participa en su clase en línea.

En México, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) prevé que 1,4 millones de estudiantes no regresarán a clases en el curso escolar 2020-2021.

Se estima que un 15,55% de los alumnos no continuarán sus estudios en el nivel medio superior, el mismo porcentaje que se proyecta en la matrícula de jóvenes registrados en educación superior y posgrado.

El informe del PNUD no abarca a los alumnos de primaria, pues tradicionalmente no ha habido abandono escolar en el nivel básico en México.

El reporte, que tiene en cuenta lo ocurrido en el pasado en Sierra Leona tras el ébola o en Nueva Orleans después del Katrina, señala que los cierres de las escuelas durante periodos largos conllevan al posible abandono escolar de los estudiantes más pobres contribuyendo a aumentar las desigualdades.

Además, los cierres son especialmente perjudiciales para las niñas. Se ha visto que aumenta el embarazo adolescente y muchas niñas son obligadas a realizar trabajos en casa, lo que dificulta su regreso a la escuela.

Un convenio contra el trabajo infantil logra la ratificación universal

© UNICEF/Kamuran Feyizoglu
Un niño turco trabajando en el campo. El 70% del trabajo infantil ocurre en la agricultura.

Un convenio sobre trabajo infantil se ha convertido en la primera convención internacional ratificada por todos los Estados que forman parte de la Organización Internacional del Trabajo.
El Convenio núm. 182 sobre las peores formas de trabajo infantil  logró la ratificación universal después de la firma del Reino de Tonga.

La ratificación universal permitirá que todos los niños gocen a partir de ahora de protección jurídica frente a las peores formas de trabajo infantil, incluidas la esclavitud, la explotación sexual y la utilización de niños en conflictos armados u otros trabajos ilícitos.

El director general de la OIT, Guy Ryder, recordó que el trabajo infantil ha disminuido en 100 millones desde el año 2000. “Pero 152 millones de niños continúan trabajando. La pandemia de COVID-19 amenaza con revertir años de progreso. Debemos apresurar la marcha”, puntualizó.

ACNUR condena el brutal ataque contra un campo de desplazados en Camerún

UNOCHA/Giles Clarke
Ambuchu John tiene 58 años, es ciego, y fue desplazado junto a sus hijos en Camerún.

ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, ha condenado el “brutal” ataque contra un campo de desplazados en Camerún donde viven 800 personas.

Al menos 18 personas murieron y once resultaron heridas en el atentado que tuvo lugar en la madrugada del domingo, cuando varios asaltantes lanzaron artefactos explosivos contra las tiendas mientras la gente dormía.

“Unas 1500 personas, incluyendo a vecinos aterrorizados de la localidad de acogida, han huido a la cercana localidad de Mozogo buscando protección. ACNUR está desplegando una misión de emergencia para evaluar la situación y las necesidades de los afectados”, dijo el portavoz de la agencia, Babar Baloch.

El Secretario General de la ONU también ha condenado el ataque y ha pedido que se juzgue a los responsables.

Descarga y comparte las noticias

<

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

En América Latina no habrá recuperación económica mientras no se controle la pandemia

Sólo si se aplana la curva de contagio de COVID-19 se podrán reactivar las economías de América Latina y el Caribe, advierte un informe conjunto de dos agencias regionales de la ONU. “No hay dilema entre economía y salud, la salud es primero”, dice la responsable de la comisión económica y destaca que la salud es, además de un derecho humano, uno de los pilares económicos.

La crisis económica del COVID-19 empujará a millones de niños al trabajo infantil

Si no se toman medidas de protección social, factores como el cierre de escuelas, la muerte de padres y madres, la reducción de remesas, la falta de trabajo en general y el aumento de las labores informales, dejarán a millones de niños en el mundo expuestos a la explotación, la trata de personas, y el trabajo forzado.