El Secretario General condena el ataque terrorista en Somalia

28 Diciembre 2019

Un coche bomba habría causado la muerte de más de 70 personas y herido a un centenar más en un cruce muy transitado de Mogadishu. “Los responsables deben ser procesados ante la justicia”, dice António Guterres.

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, condenó en los términos más enérgicos el ataque terrorista perpetrado este sábado en Mogadishu, Somalia, que habría dejado como saldo más de 70 muertos y unos cien lesionados, según informaciones preliminares.

El atentado tuvo lugar a la hora más concurrida de la mañana, cuando un coche bomba detonó en un cruce muy transitado de la capital somalí donde se encuentra una oficina de recaudación de impuestos. Hasta el momento ningún grupo ha reivindicado el ataque.

De acuerdo con los despachos de prensa, muchas de las víctimas eran estudiantes universitarios que se encontraban a bordo de un autobús impactado por el vehículo explosivo.

En un comunicado de su portavoz, Guterres se refirió a la agresión como un “crimen atroz” y subrayó la urgencia de procesar ante la justicia a los responsables.

Tras ofrecer su solidaridad a las familias de las víctimas, Guterres reiteró el compromiso firme de la ONU de apoyar al pueblo y al Gobierno de Somalia en su búsqueda de la paz y el desarrollo.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

Las mujeres tienen un papel muy importante en la marcha de Somalia hacia la paz

La vicesecretaria general de la ONU encabezó una delegación de alto nivel que viajó a Mogadishu para destacar la participación de las mujeres en los esfuerzos de paz, seguridad y desarrollo de Somalia.

Guterres condena los atentados en Kenya y Somalia 

El titular de la ONU ha expresado sus condolencias a las familias y su solidaridad a los Gobiernos de ambos países, golpeados una vez más por el terrorismo de Al Sabaab, que en los dos ataques ha provocado la muerte de al menos 16 personas y heridas a una número indeterminado.