La insuficiencia de fondos es una barrera en el combate a la malaria

4 Diciembre 2019

Actualmente son más las mujeres y niños que cuentan con protección, pero un déficit de más de 2000 millones de dólares de los recursos que hacen falta impide seguir adelante en la lucha contra la malaria, muestra un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud que urge a dar un nuevo impulso a la respuesta mundial a la enfermedad.

Si bien en los últimos años se han logrado avances y ha aumentado significativamente el número de mujeres embarazadas y niños que duermen protegidos con redes tratadas con insecticidas y que reciben medicamentos preventivos contra la malaria o paludismo en África subsahariana, es necesario redoblar los esfuerzos para reducir las infecciones y muertes en los países más afectados por la enfermedad, señala un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado este miércoles.

El estudio anual de la OMS sobre ese padecimiento revela que en 2018 el paludismo afectó a 228 millones de personas y causó la muerte de unas 405.000, la mayoría de ellas en África subsahariana.

La falta de fondos sigue siendo la principal barrera para ganarle terreno a la enfermedad. En 2018, por ejemplo, se solicitaron 5000 millones de dólares para la respuesta mundial y sólo se recibieron 2700 millones.

Este déficit no ha permitido mejorar la tasa mundial de infecciones de malaria de 2014 a 2018 en los países más afectados.

Los más vulnerables

La OMS explicó que el embarazo reduce la inmunidad de las mujeres al padecimiento y las hace más susceptibles a contraer la enfermedad y a correr un riesgo más alto de muerte. Además, la malaria de la madre perjudica el crecimiento del feto y aumenta el peligro de nacimientos prematuros y bajo peso al nacer, una de las principales causas de muerte infantil.

El director general de la Organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó que para progresar en la batalla contra el paludismo, es necesario centrarse en los dos grupos de población más vulnerables a la enfermedad: las mujeres embarazadas y los niños.

“Hay señales alentadoras, pero el sufrimiento y las muertes siguen siendo inaceptables porque se trata de un mal prevenible. La cantidad de casos de infección y de muerte es muy perturbadora”, dijo Tedros.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, 11 millones de mujeres embarazadas sufrieron infección de malaria el año pasado en áreas de transmisión moderada y alta en África subsahariana. Como resultado, se registraron 900.000 nacimientos de niños con bajo peso.

Iniciativa exitosa

Para reducir las infecciones y muertes en los países con mayor incidencia de paludismo, la OMS y la Alianza RMB para Poner Fin a la Malaria presentaron una iniciativa liderada por once países que sumaron el 70% de los casos en 2017. Para noviembre de 2019, esta estrategia se había implementado en su totalidad en nueve de esas naciones y dos de ellas reportaron una disminución sustancial de infecciones en 2018 con respecto al año anterior. En India se registraron 2,6 millones casos menos y en Uganda 1,5 millones menos.

Los logros

Entre los logros de la lucha contra la enfermedad, destaca el aumento del 26% en 2010 al 61% en 2018 de las mujeres embarazadas y niños durmiendo protegidos por una red tratada con insecticida en África subsahariana.

También mencionó que la cobertura con tres o más dosis de tratamiento preventivo intermitente durante el embarazo subió del 22% en 2017 al 31% en 2018.

La OMS recomienda el  control del vector (un mosquito) con mosquiteros tratados y la prescripción de medicina preventiva, sobre todo entre las mujeres embarazadas y los niños.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

Líderes mundiales aprueban la declaración de salud para alcanzar la cobertura sanitaria universal

El documento más ambicioso de la historia en materia de salud recibió el respaldo de los Estados miembros de la ONU en una reunión de alto nivel sobre la cobertura sanitaria universal, que defiende la salud como un derecho humano y pide el compromiso de una mayor inversión en los sistemas de salud para reforzar la atención primaria, además de reconocer la urgencia de garantizar el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva.

Argentina está libre de malaria y su caso es ejemplo para el continente

El país recibió este miércoles la certificación durante la 72ª sesión de la Asamblea Mundial de la Salud, después de haber registrado su último caso autóctono de paludismo en el 2010. Su compromiso servirá como  inspiración para el resto del continente.