Las nuevas restricciones al asilo en Estados Unidos afectarán a los más vulnerables

13 Septiembre 2019

La Corte Suprema dio luz verde a una política que exige a los migrantes solicitar y ser negados asilo en otro país antes de aplicar en los Estados Unidos. El Alto Comisionado  para los Refugiados lamenta el impacto que esto tendrá en los centroamericanos, entre ellos familias y niños no acompañados.

La agencia de la ONU para los Refugiados afirmó este viernes que la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos que limita las solicitudes de asilo en la frontera mexicana podría afectar a las personas que huyen de la violencia y la persecución que tienen derecho a protección.

Según despachos de prensa, el tribunal dijo el miércoles que la regla impuesta por la administración Trump, que requiere que la mayoría de los inmigrantes busquen asilo en otros países en su ruta a los Estados Unidos antes de hacerlo en el país, puede entrar en vigor mientras continua el litigio que desafía su legalidad.

"Lamentamos el impacto que tendrá la implementación en los solicitantes de asilo. Reiteramos que cualquier persona que huya de la violencia o la persecución debe poder acceder a procedimientos completos y efectivos de asilo y protección internacional", aseguró el portavoz de ACNUR, Andrej Mahecic.

Mahecic aseguró que se encontraban preocupados por el destino de los centroamericanos, incluidas las familias y los niños no acompañados, que están en movimiento y necesitan refugio, y que era imperativo que se identifique rápidamente a esas personas y se les brinde la asistencia que merecen, incluido el derecho a solicitar asilo.

El portavoz agregó que la decisión del Tribunal Supremo no aborda el fondo de la política en cuestión, sino que se emitió con referencia específica a los procedimientos que están en curso en los tribunales inferiores y que continuarán avanzando.

"Confiamos en que los tribunales de los Estados Unidos tomarán la determinación final sobre el mérito del caso que refleje la conciencia de los riesgos de protección involucrados", concluyó Mahecic.

ACNUR/Daniel Dreifuss
Solicitantes de asilo hacen cola en el refugio del El Barretal en la ciudad fronteriza mexicana de Tijuana.

No es el camino a seguir

En julio, la agencia había publicado un comunicado expresando su profunda preocupación ante la nueva normativa.

“Comprendemos que el sistema de asilo de Estados Unidos se encuentra bajo una importante presión y estamos preparados para desempeñar un papel constructivo en caso necesario y ayudar a aliviar esta presión”, afirmó en ese entonces el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi.

Grandi advirtió que la medida minaría los esfuerzos que están realizando los países para poner en marcha respuestas colectivas y coherentes.

“Se trata de una medida muy dura y no es el mejor camino a seguir”, expresó.

ACNUR considera que esta normativa restringe significativamente el derecho a solicitar asilo, obstaculiza el derecho a la protección ante la devolución y eleva sustancialmente la carga de la prueba sobre los solicitantes de asilo más allá de los estándares legales internacionales.

También atenta contra los derechos básicos y libertades para quienes los reúnen y no está en línea con las obligaciones internacionales.

En los últimos años, un número creciente de personas han salido de distintas zonas de Centroamérica por motivos que van desde carencias económicas extremas hasta la persecución.

Muchas de ellas huyen de una terrible violencia por parte de pandillas y están en necesidad de protección internacional.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

La Agencia para los refugiados preocupada por las nuevas restricciones al asilo de Estados Unidos

La medida restringe excesivamente el derecho a solicitar asilo y pondrá en riesgo a las personas vulnerables que necesitan protección internacional y que huyen de sus países por la violencia o la persecución. “Es una medida severa y no es la mejor manera de avanzar”, ha asegurado el responsable de la agencia.

Artículo 14: derecho al asilo

(De la serie 30 artículos sobre los 30 artículos) 

En 1950, dos años después de que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptara la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH), se creó el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Se estableció que dicha agencia de la ONU tendría tres años para ayudar a los millones de europeos que habían huido o perdido sus hogares durante la Segunda Guerra Mundial, y luego sería disuelta.