Un nuevo plan ayudará a integrar a los venezolanos en 14 países de América Latina

8 Julio 2019

Esta hoja de ruta, celebrada por las agencias para migrantes y refugiados de la ONU, establece acciones específicas relacionadas con la convalidación de títulos académicos, la lucha contra la trata de personas, y la cobertura de atención en salud entre otras.

Catorce Gobiernos de América Latina y el Caribe acordaron facilitar la integración de los refugiados y migrantes de Venezuela en la región.

La nueva hoja de ruta fue aprobada durante una reunión en Buenos Aires la semana pasada, en línea con el Plan de Acción de Quito, y está compuesta por acciones específicas relacionadas con la convalidación de títulos académicos, la lucha contra la trata de personas, y la cobertura de atención en salud entre otras.

“El Proceso de Quito representa un espacio clave para la comunicación y la coordinación entre los Estados. Hay muchas buenas prácticas en la región y los gobiernos se benefician de las oportunidades de intercambio, articulación y armonización. Por tal razón, es crucial seguir ampliando y fortaleciendo la participación de los países de la región en este proceso”, asegura Eduardo Stein, representante especial conjunto de la Agencia de la ONU para los Refugiados y la Organización Internacional para las Migraciones sobre el éxodo venezolano.

Ambas agencias de las Naciones Unidas celebraron la adopción de esta iniciativa. A través de una declaración conjunta, los gobiernos acordaron, entre otros, reforzar la cooperación, comunicación y articulación entre los países de tránsito y destino de los venezolanos, fortaleciendo las medidas contra los delitos transnacionales, como el tráfico y la trata de personas, así como contra la violencia sexual y de género y el combate a la discriminación y la xenofobia, asegurando la protección de los más vulnerables.

ACNUR/Hélène Caux
Venezolanos haciendo cola para obtener el sello de entrada en sus pasaportes en la frontera entre Ecuador y Perú. (13 de junio de 2019)

Un plan con acciones específicas

El plan prevé la creación de centros de información, recepción, orientación y asistencia a refugiados y migrantes, el establecimiento de una plataforma de orientación y de desarrollo del capital humano, así como el fortalecimiento de los sistemas nacionales de determinación de la condición de refugiado.

Además, la creación e implementación de una Tarjeta de Información sobre Movilidad Regional fue presentada como una de las prioridades para complementar y fortalecer los procesos de documentación y registro a nivel nacional ya existentes o en desarrollo.

Los gobiernos acordaron también promover la creación de un grupo de países e instituciones para colaborar en la mitigación del impacto de la crisis en la región, movilizando recursos que apoyen la ejecución del Plan de Acción de Quito y de la hoja de ruta.

ACNUR y OIM reiteraron su apoyo a los países afectados por el flujo de venezolanos e hicieron un llamado a la cooperación internacional y a reforzar sus contribuciones para permitir la continuación de las actuales acciones y la implementación de los proyectos presentados durante la reunión.

Según las agencias de la ONU, el número de refugiados y migrantes de Venezuela en todo el mundo ha superado los 4 millones.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

Uno de cada tres niños en Venezuela necesita ayuda humanitaria

UNICEF está reforzando la respuesta para atender a los 3,2 millones de niños que requieren asistencia. Ante la situación en el país, más de cuatro millones de venezolanos han decidido marcharse, en el que es ya uno de los mayores movimientos de desplazados del mundo.

Más de un millón de niños necesitarán ayuda en 2019 por la crisis migratoria de Venezuela

La cifra de menores que requieren asistencia se duplicará este año. UNICEF alerta de que los servicios sociales de los países de la región están saturados y del riesgo que corren los niños de ser discriminados y sufrir actos de violencia.