Guterres reitera el compromiso de la ONU de apoyar al pueblo de Libia

5 Abril 2019

El Secretario General concluyó su visita a Libia tras viajar Bengasi. “Me marcho muy preocupado, aunque aún con la esperanza de que se evite un enfrentamiento violento en Trípoli y sus alrededores”, dijo al despedirse del país norafricano.

António Guterres voló este viernes a Bengasi, la segunda ciudad de Libia, con el propósito de ayudar a impedir un choque militar entre las fuerzas leales al gobierno reconocido internacionalmente, con sede en Trípoli, y las tropas del Ejército Nacional Libio, comandado por el general disidente Khalifa Haftar, en control del este de ese país petrolero con una administración paralela a la central.

Según las informaciones de prensa, el Ejército Nacional Libio ha avanzado hacia el sur y oeste en los últimos días, posicionándose el jueves a 80 kilómetros al sur de la capital y dando lugar a escaramuzas con las fuerzas aliadas al gobierno. En las últimas horas, se ha reportado además que el Ejército Nacional ha apostado efectivos al oeste de Trípoli, tratando de cerrar el camino hacia Túnez.

El Secretario General de la ONU se reunió con el general Haftar en Bengasi, donde insistió en que “no hay una solución militar a la crisis en Libia”, sino que la salida debe ser política y dialogada.

Preocupación y pesadumbre

Después del encuentro, Guterres dijo ante la prensa que dejaba Libia “con gran preocupación y pesadumbre”. Sin embargo, agregó: “aún tengo la esperanza de que pueda evitarse un enfrentamiento sangriento en Trípoli y sus alrededores”.

Asimismo, sostuvo que la ONU “sigue lista para facilitar una solución política que unifique las instituciones libias”.
“Pase lo que pase, la ONU mantiene y mantendrá el compromiso de apoyar al pueblo libio. Los libios merecen paz, seguridad, prosperidad y respeto a sus derechos humanos”, puntualizó.

Aún tengo la esperanza de que pueda evitarse un enfrentamiento sangriento en Trípoli y sus alrededores

El representante especial y jefe de la Misión de Apoyo de la ONU en Libia (UNSMIL), Ghassan Salamé, informará esta tarde por videoconferencia al Consejo de Seguridad sobre los últimos acontecimientos en ese país en una sesión a puerta cerrada.

Conferencia Nacional Libia

El jueves, Guterres sostuvo varias reuniones en Trípoli con altos funcionarios gubernamentales para hablar de la Conferencia Nacional Libia, patrocinada por la ONU, que se celebrará este año después de una amplia serie de consultas en todo el país.

En declaraciones a la prensa, el titular de la ONU manifestó confianza en que la Conferencia ayude a poner fin a años de violencia en Libia para que los libios puedan reconstruir sus vidas y su país y puedan beneficiarse de la riqueza de sus recursos.

No resolveremos los problemas de ningún país mediante intervenciones extranjeras

El conflicto en el país petrolero del norte de África comenzó en 2011, cuando los opositores a Muammar Al-Qadhafi derrocaran a ese gobierno gracias al respaldo de una coalición liderada por la OTAN.

“No resolveremos los problemas de ningún país mediante intervenciones extranjeras y es muy importante que este principio se aplique en el caso de Libia”, subrayó Guterres.

El Secretario General se dirige ahora a Jordania, el último país que visitará en esta gira por la región que, además de Libia, incluyó Túnez y Egipto.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

“No hay solución militar para Libia”, dice el Secretario General

António Guterres se encuentra de visita oficial en Libia, donde expresó su preocupación por los recientes movimientos militares y por el riesgo de nuevas confrontaciones violentas. El titular de la ONU llamó a la contención y al diálogo como única vía para poner fin a la crisis del país.

Es un momento de esperanza para Libia, afirma Guterres

"Si hay una palabra que define lo que pienso y siento sobre Libia hoy es la palabra esperanza”, dijo este sábado António Guterres durante una reunión de alto nivel del llamado Cuarteto para Libia, integrado por la Liga Árabe, la Unión Europea, la Unión Africana y las Naciones Unidas.