La ayuda humanitaria, una solución temporal para la crisis en Nigeria

6 Octubre 2018

Los líderes de ayuda humanitaria y desarrollo de la ONU hicieron un llamado a la comunidad internacional para que aumente su apoyo financiero al noreste de Nigeria y ayude a millones de personas a reconstruir sus vidas en las regiones que han sido devastadas por la violencia de Boko Haram durante casi una década.
 

El administrador del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), Achim Steiner, y el coordinador de asuntos humanitarios, Mark Lowcock, concluyeron este sábado una visita oficial de dos días para apoyar los esfuerzos del Gobierno en el terreno, especialmente en las provincias de Borno, Adamawa y Yobe, afectadas por el conflicto.

"Estamos comprometidos con Nigeria y con el pueblo de Nigeria", aseguro Lowcock, agregando que la ayuda humanitaria es solo una solución temporal y que se necesitan esfuerzos de desarrollo para estabilizar el país, reconstruir vidas y comunidades para el futuro.

Los funcionarios de la ONU se reunieron con altos líderes del Gobierno en Maiduguri. "Debemos hacer todo lo posible para evitar que esta crisis continúe”, aseguró el coordinador humanitario.

También visitaron proyectos en la ciudad de Bama y la comunidad de Ngwom en Borno, el estado más afectado por el conflicto de 10 años, donde los trabajadores humanitarios y de desarrollo están brindando asistencia para salvar vidas e implementando programas de desarrollo. Los dos funcionarios escucharon testimonios de primera mano de personas afectadas por la crisis de la cuenca del Lago Chad que están tratando de reconstruir sus vidas.

"Tenemos una oportunidad única de marcar una diferencia real en las comunidades del noreste de Nigeria. Para ayudar a las personas afectadas por la crisis es necesario que trabajemos juntos, tanto organizaciones humanitarias como de desarrollo, para abordar las necesidades humanitarias inmediatas y las causas fundamentales de la crisis”,dijo Steiner.

El Gobierno ha puesto en marcha iniciativas y esfuerzos en el noreste del país para lograr una rápida estabilización de la región. Las actividades de recuperación temprana y de medios de vida implementadas por los organismos de las Naciones Unidas y las ONG internacionales y locales buscan abordar las causas subyacentes del conflicto, sentar las bases para el desarrollo sostenible y prevenir la dependencia de la ayuda.

La crisis humanitaria en el noreste de Nigeria se ha extendido a la región del lago Chad. Sigue siendo una de los más graves del mundo hoy en día, con 7,7 millones de personas que necesitan asistencia humanitaria en los estados más afectados.

Según la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU, la seguridad alimentaria y la nutrición siguen siendo extremadamente frágiles en todo el noreste, en particular debido a los altos niveles de dependencia de la ayuda, agravados por la falta de acceso a la tierra u otras oportunidades de subsistencia.

Se estima que hasta tres millones de personas sufren de inseguridad alimentaria crítica. Casi un millón de niños de entre seis meses y cinco años padecen malnutrición aguda, y 440.000 se enfrentan a malnutrición aguda grave.

La visita se realiza después de una conferencia internacional de donantes celebrada en Berlín a principios de septiembre, durante la cual se prometieron unos 2.500 millones de dólares para proyectos humanitarios, de estabilización y recuperación en la región del Lago Chad.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android