Nadia Murad y Denis Mukwege, Nobel de la Paz por su lucha contra la violencia sexual

5 Octubre 2018

La activista yazidí y embajadora de buena voluntad de la ONU, que fue secuestrada por el Estado Islámico, y el cirujano congolés, que atiende a víctimas de violaciones, han sido reconocidos por su trabajo para acabar con la violencia sexual como arma de guerra.
 

Nadia Murad y Denis Mukwege fueron galardonados este viernes con el Premio Nobel de la Paz 2018 por su lucha y activismo para defender a las víctimas de la violencia sexual. Aunque desde diferentes países y con diferentes historias, ambos han trabajado por la misma causa desde hace muchos años.

"Felicito a Nadia Murad y a Denis Mukwege por haber recibido el Premio. Al defender a las víctimas de violencia sexual en conflicto, han defendido nuestros valores compartidos", ha dicho el Secretario General de la ONU en una conferencia de prensa.

Al defender a las víctimas de violencia sexual en conflicto, han defendido nuestros valores compartidos.

Murad dio voz a un abuso indescriptible en Iraq cuando los extremistas violentos de ISIS atacaron brutalmente a la gente Yazidi, especialmente a mujeres y niñas.  A sus 19 años fue testigo del asesinato de sus hermanos y fue secuestrada y abusada durante tres meses, hasta que logró escapar.  

"Como embajadora de buena voluntad para la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito desde 2016, ha buscado apoyo para las víctimas de la trata de personas y la esclavitud sexual y la justicia para los perpetradores. Su poderosa defensa ha conmovido a personas de todo el mundo y ha ayudado a establecer una investigación de vital importancia para las Naciones Unidas sobre los crímenes atroces que ella y muchos otros sufrieron", dijo António Guterres. 

La ONU le dio la bienvenida al anuncio del Comité Noruego del Nobel desde Ginebra, donde la portavoz Alessandra Velluci explicó  que la erradicación de la violencia sexual en el conflicto sigue siendo una prioridad para la organización.

"Estoy segura de que este Premio Nobel de la Paz ayudará a avanzar en la causa de poner fin a la violencia sexual como un arma de conflicto. Felicitaciones a los ganadores ",  dijo Velluci.

El Nobel también fue celebrado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), que nombró a Nadia Murad Embajadora de Buena Voluntad para la Dignidad de los Sobrevivientes de la Trata de Personas en 2016, en referencia a su brutal experiencia.

El director ejecutivo de UNODC, Yury Fedotov, saludó a Murad, quien  "nos recuerda que siempre debemos escuchar a las personas que han sido más afectadas y perjudicadas por los delitos que buscamos detener". Los testimonios de sobrevivientes como Murad "deben informar y fortalecer nuestros esfuerzos para lograr la justicia".

Un Nobel compartido

ONU/JC McIlwaine
Denis Mukwege, Premio Nobel de la Paz 2018 y fundador del hospital Panzi en la República Democrática del Congo.

El reconocimiento es compartido con el cirujano Denis Mukwege, quien ha ayudado gratuitamente a miles de víctimas de violación en la República Democrática del Congo. 

Mukwege protagoniza el documental "The Man Who Mends Women" (El Hombre que Cura a las Mujeres) y su trabajo ha recibido varios reconocimiento internacionales, entre ellos el premio de la ONU en el campo de Derechos Humanos y el premio Sakharov en 2014. 

"Las Naciones Unidas han apoyado sus esfuerzos. Ha sido una voz fuerte que llama la atención del mundo sobre los crímenes impactantes cometidos contra las mujeres en tiempos de guerra. Como cirujano experto y sensible, no solo reparó cuerpos destrozados sino que también restauró la dignidad y la esperanza", expresó Guterres.

La decisión de la Academia Nobel de honrar al doctor es en renocimiento a sus años de trabajo como uno de los defensores más destacados de la República Democrática del Congo. 

Mukwege sufrió las consecuencias del conflicto de primera mano, cuando varios pacientes y personal del hospital que dirigía fueron asesinados, presuntamente por soldados. 

El cirujano decidió emprender su causa como defensor luego de tratar a mujeres sobrevivientes de violaciones que eran hijas de mujeres que también habían sido violadas. 

"Al honrar a estos defensores de la dignidad humana, este premio también reconoce a innumerables víctimas en todo el mundo que con demasiada frecuencia han sido estigmatizadas, escondidas y olvidadas. Este es su premio, también", aseguró el Secretario General. 

La ONU y la lucha contra el abuso sexual

"Se trata de un merecido reconocimiento a estos dos activistas contra la violencia sexual que son extraordinariamente valientes y perseverantes", dijo la Alta Comisionada para los Derechos Humanos este viernes en un comunicado. 

Se trata de un merecido reconocimiento a estos dos activistas contra la violencia sexual que son extraordinariamente valientes y perseverantes.

"Nadia y Denis, estoy segura de que hablo por todos los defensores de los derechos humanos cuando digo que les saludamos y les admiramos. Han luchado por el dolor que han sufrido las mujeres a través del abuso sexual para ser reconocidas y confrontadas, y para que su dignidad sea restaurada. Necesitamos más personas para defender en la forma en que ustedes ha defendido los derechos de las mujeres, la justicia, los derechos de las minorías ylos derechos de todos ", añadió Michelle Bachelet.

Para la ONU, la erradicación de la violencia sexual en los conflictos es una prioridad absoluta.  Este trabajo se lleva a cabo en colaboración con los Estados miembros y  es dirigido por la representante especial sobre violencia sexual, Pramila Patten de Mauricio, quien también ocupa el puesto de secretaria general adjunta de las Naciones Unidas.

Su oficina fue establecida en 2009 por la resolución 1888 del Consejo de Seguridad de la ONU. La primera representante fue Margot Wallström de Suecia.

UNICEF/Giuseppe Imperato
Magu, una joven española de 17 años, fue víctima de abusos sexuales.

La resolución del Consejo fue una de una serie que reconoció el impacto perjudicial que la violencia sexual tiene en las comunidades, socavando la paz y la seguridad una vez que el conflicto ha terminado.

"Este premio es parte de un creciente movimiento para reconocer la violencia y la injusticia que enfrenta la mitad de nuestra población de manera desproporcionada. Honremos a estos nuevos premios Nobel defendiendo a las víctimas de la violencia sexual en todas partes", concluyó el titular de la ONU.