Guterres: Todas las atrocidades son evitables y ninguna es justificable

25 Junio 2018

La responsabilidad de proteger a la población recae en los Estados y es fundamental en el ejercicio de su soberanía; sin embargo, cuando las autoridades nacionales fallan en la tarea, se convierte en una responsabilidad colectiva y la comunidad internacional debe actuar con celeridad explorando distintos medios para prevenir catástrofes que son siempre evitables, dijo este lunes António Guterres ante el pleno de la Asamblea General de la ONU.

El Secretario General participó en un debate sobre la responsabilidad de proteger en el que unos 80 oradores coinciden en la importancia de aumentar la capacidad de los Estados para salvaguardar a sus civiles, aunque existen discrepancias con respecto a la acción internacional ya que algunos la consideran una injerencia externa en asuntos internos.

Además, a menudo se cuestiona la posibilidad de los dobles estándares y del uso selectivo del principio de la responsabilidad de proteger.

A este respecto, Guterres aclaró que sólo cuando las vías pacíficas son inadecuadas y las autoridades nacionales estén fallando abiertamente en la protección de su población, esa responsabilidad podría devenir colectiva.

 La responsabilidad de proteger no genera un nuevo mecanismo de intervención o coerción

“En este punto debemos ser claros: la responsabilidad de proteger no genera un nuevo mecanismo de intervención o coerción”, puntualizó.

Compromiso unánime

Recordó que los líderes globales respaldaron de manera unánime la responsabilidad de proteger durante la Cumbre Mundial de 2005, una década después de los genocidios de Rwanda y Srebrenica.

Para Guterres, ese compromiso dejó claro el imperativo de redoblar los esfuerzos por proteger a la población como comunidad internacional.

En la actualidad, agregó, adherirse a ese compromiso es más necesario que nunca dados los crímenes atroces que se cometen con una ferocidad y magnitud no observadas en años, que ignoran por completo las leyes internacionales humanitarias y de derechos humanos.

Ningun crimen es ´inevitable´ ni es subproducto de un conflicto

“Ninguno de esos crímenes es ´inevitable´ ni es subproducto de un conflicto. Todas las atrocidades son evitables y nunca pueden justificarse”, afirmó el líder de la ONU.

La responsabilidad de proteger requiere del entendimiento y confianza mutuos y debe tener como único propósito poner fin a la violencia contra los civiles inocentes.

Acción rápida y preventiva

Asimismo, precisa de una acción rápida, preventiva y diplomática antes de que las situaciones escalen y se salgan de control.

Guterres insistió en sus propuestas de fortalecer las capacidades de los Estados mediante evaluaciones de riesgo y políticas adecuadas ante las vulnerabilidades.

 También llamó a ampliar la participación de la sociedad civil para mejorar las alertas tempranas y asegurar la eficiencia de las instituciones de derechos humanos, y conminó a los Estados a ratificar los instrumentos internacionales referentes a la prohibición y prevención de crímenes y violaciones de derechos humanos.

En su opinión, las organizaciones regionales son otro actor clave para apoyar a los gobiernos en los casos de riesgo o antecedentes de atrocidades.

Finalmente, el Secretario General refrendó el compromiso de la ONU de asistir a los Estados miembros en la defensa de los derechos humanos, el fortalecimiento y cohesión de sus sociedades y el refuerzo de sus instituciones.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.