Yemen: Es crucial dejar los puertos abiertos a importaciones comerciales y humanitarias

25 Diciembre 2017

El jefe de la ayuda humanitaria de la ONU, Mark Lowcock, saludó la entrada de combustible en el puerto de Hodaidah el domingo pero insistió en que era esencial abrir todos los puertos a los barcos comerciales y humanitarios, para apoyar a los 22 millones de yemeníes que lo necesitan.

Por primera vez desde el 6 de noviembre, el combustible entró a Hodaidah, el mayor puerto en Yemen y el más cercano a la población.

Asimismo, continúan las importaciones comerciales de alimentos que se reanudaron desde hace varias semanas, informó Lowcock en un comunicado publicado el domingo.

Estas importaciones son claves para la población que sufre de manera dramática por el conflicto.

Tras dos años y medio de enfrentamientos entre el gobierno y la rebelión huthi, casi 8,4 millones de yemeníes se encuentran al borde de la hambruna. Se estima que 22 millones de personas requieren de asistencia humanitaria, sobre una población total de 29,3 millones.

“Yemen importa alrededor del 90% de sus alimentos y casi todos los combustibles y medicinas”, dijo Lowcock.

“El flujo continuo de esas importaciones representa la línea de vida para millones de civiles”, aseveró.

El combustible es esencial para que sigan funcionando los generadores de energía en los hospitales y centros de salud, así como las plantas de tratamiento de agua y los sistemas sanitarios.

También es indispensable para que los suministros humanitarios lleguen a las personas afectadas, en particular a las zonas más remotas.

“Muchas veces la ayuda humanitaria se transporta en barcos comerciales, así que es muy importante dejar los puertos abiertos tanto para los barcos humanitarios sino también para los comerciales”, destacó Lowcock, indicando que está trabajando con todas las partes interesadas para lograrlo lo antes posible.