“Ahora no es tiempo de abandonar a los centroafricanos”, dice la coordinadora humanitaria

9 Noviembre 2017

La situación humanitaria se deteriora en la República Centroafricana y, sin apoyo adicional, se corre el riesgo de perder los avances realizados, afirmó este jueves Najat Rochdi, la coordinadora humanitaria y representante especial adjunta para la Misión de las Naciones Unidas en el país.

Más de un millón de centroafricanos han sido desplazados por el conflicto, la cifra más alta registrada hasta la fecha. Además, la inseguridad ha alcanzado niveles nunca vistos, en particular en el oeste y el sureste en el país, informó en una rueda de prensa en la sede de la ONU en Nueva York.

La situación actual es similar a la de 2014, en el momento más crítico de la crisis. Se estima que el 41% de los niños menores de cinco años sufren malnutrición crónica, pero solo una tercera parte de la asistencia alimentaria se encuentra disponible.

“El acceso a la ayuda humanitaria marca la diferencia entre la vida y la muerte”, afirmó Najat Rochdi.

A pesar de las aportaciones ya hechas, el plan de respuesta humanitaria, que alcanza 497 millones de dólares, solo está financiado al 39%.

“Necesitamos que los donantes, que ya han sido generosos, hagan más para evitar que se pierdan los avances ya realizados. No queremos sacrificar a una nueva generación de centroafricanos”, insistió la coordinadora humanitaria.

La semana pasada, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, visitó el país y pidió más solidaridad para las poblaciones afectadas por años de conflicto interno.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.