UNFPA: La desigualdad y falta de protección de los derechos de las mujeres más pobres podría socavar la paz y los objetivos de desarrollo

17 Octubre 2017

De no tratarse urgentemente la desigualdad y el empoderamiento de las mujeres más pobres, para que puedan tomar sus propias decisiones en materia de salud y derechos sexuales y reproductivos, los países podrían enfrentarse a agitación social, amenazas a la paz y a sus objetivos de desarrollo.

Así lo advirtió hoy el informe sobre el Estado de la Población Mundial 2017 publicado por el Fondo de Población de la ONU (UNFPA) que destaca que el costo de estas disparidades podría extenderse a todos los objetivos de la comunidad mundial.

El informe destaca que el hecho de no proporcionar servicios de salud reproductiva a las mujeres más pobres puede debilitar las economías y pone en peligro el progreso del objetivo número uno de la Agenda de Desarrollo Sostenible de la ONU que busca poner fin a la pobreza.

En la mayoría de los países en desarrollo, las mujeres con menos recursos poseen menos opciones de planificación familiar, un acceso mínimo a la atención prenatal y es más probable que den a luz sin la asistencia de un médico o una partera.

Según los datos del UNFPA, el acceso limitado a la planificación familiar se traduce en 89 millones de embarazos no deseados y 48 millones de abortos al año en los países en desarrollo.

Esta situación no sólo perjudica la salud de las mujeres, sino que también restringe su capacidad para incorporarse o permanecer en la fuerza de trabajo remunerada y avanzar hacia su independencia financiera.

Para intentar remediar este escenario, el informe del UNFPA recomienda a los países centrarse en las personas más rezagadas, siguiendo el plan de acción de las Naciones Unidas para lograr el desarrollo sostenible para el año 2030.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.