Siria: ONU urge a tomar medidas para proteger a millones de personas en áreas de difícil acceso

4 Agosto 2016

El relator de la ONU sobre el derecho a la salud, Dainius Pûras, urgió hoy a las partes en conflicto en Siria a tomar las medidas necesarias para proteger los derechos de las personas atrapadas en zonas sitiadas y de difícil acceso y a permitir un pasaje rápido y sin impedimentos de la ayuda humanitaria.

Además, pidió una evacuación segura y sin obstáculos para los civiles que deseen salir de esas áreas.

El experto explicó que si bien es potestad de las partes el derecho a controlar ciertas zonas, los actores del conflicto no pueden retener de forma arbitraria el derecho a la asistencia, de conformidad con las normas internacionales.

Esas leyes prohíben, absolutamente, privar a los civiles de los bienes básicos como comida y asistencia médica vital, enfatizó Pûras.

Según cifras oficiales de la ONU, más de cinco millones de personas viven en zonas clasificadas como de difícil acceso. Entre ellas, cerca de 600.000 se encuentran en 18 zonas sitiadas, 15 bajo el control del Gobierno sirio y sus aliados, y tres bajo los grupos armados de oposición o el ISIS.

En Alepo, las zonas controladas por la oposición cuentan con aproximadamente 250.000 civiles que están completamente rodeados y en situación de riesgo, alertó el relator.

Señaló que el 28 de julio pasado, el gobernador de Alepo anunció la apertura de corredores humanitarios para permitir a los civiles abandonar el este de la ciudad, aunque hasta ahora no está claro cómo se ha implementado esa medida.

Dainius Pûras indicó que las recientes acciones del Gobierno de Siria para aprobar un aumento del número de caravanas humanitarias a las zonas sitiadas y de difícil acceso deben ser sostenidas y ampliadas para hacer frente a la terrible situación.

Por otra parte, el enviado especial adjunto de la ONU para Siria, Ramzy Ezzeldine Ramzy, urgió a las partes a no cejar en los esfuerzos para restablecer las conversaciones sobre el conflicto a llevarse a cabo en Ginebra a fines de agosto.

Al concluir una reunión semanal del grupo de trabajo humanitario sobre Siria, el diplomático subrayó que tanto un alto al fuego como un aumento de la ayuda son necesarios para crear las condiciones para una nueva ronda de conversaciones significativas sobre la situación en el país árabe.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.