Colombia: Representante especial subraya la función civil de la Misión de la ONU

2 Agosto 2016

La Misión de Naciones Unidas en Colombia tiene un carácter político, su función es civil y es importante diferenciarla de las operaciones de paz, recalcó hoy en Bogotá el representante especial de la ONU para ese país, Jean Arnault.

En su primera conferencia de prensa desde que fue nombrado jefe de la Misión, Arnault subrayó que las tareas a desempeñar son la verificación del alto el fuego entre el gobierno y las FARC y la dejación de armas.

Explicó que el proceso de integración de la Misión está en marcha desde hace tiempo para hacer un despliegue rápido en cuanto ocurra la firma final del Acuerdo de Paz que se negocia en La Habana, Cuba.

“Hemos tomado las medidas necesarias para que en el momento en que se anuncie la entrada en vigencia del cese al fuego, el único procedimiento necesario sea esencialmente comprar los boletos de avión. Esperamos que con esas medida preparatorias, entre el momento que se anuncie la vigencia y el momento del despliegue no pasen más de 15 días”, puntualizó.

Arnault señaló que para cumplir con su mandato, la Misión dividirá las que han sido áreas de enfrentamientos en tres zonas: una de la guerrilla, otra del ejército y una de seguridad, en la que sólo entrará el personal de la ONU.

Con respecto al número de integrantes que tendrá la Misión, señaló que esperan haberlo definido para el 19 de agosto, cuando deberán presentar un informe al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Adelantó, no obstante, que proyectan desplegar unos 18 observadores entre civiles y militares en cada una de las 23 zonas veredales establecidas.

Arnaud insistió en que no los observadores militares no irán armados y reiteró que la intención de la misión es ayudar a las partes a cumplir sus compromisos.

En este sentido recordó que el despliegue de la Misión de la ONU en Colombia será temporal y que responde al pedido expreso del gobierno y las FARC, que le solicitaron sumarse a sus representantes para conformar un mecanismo tripartita de verificación del alto el fuego y la dejación de armas.

El representante especial se mostró optimista en cuanto al éxito que tendrá la Misión al desempeñar su trabajo.

“Como Naciones Unidas estamos convencidos que esta larga negociación ofrece una oportunidad real de cerrar el capítulo de la guerra. No solamente estamos convencidos, pensamos que la opinión que predomina en las partes es exactamente la misma. No pretendemos imponer un acuerdo de paz, sino ser, de la mejor forma posible, una garantía para las partes y para ustedes, para los colombianos, de que lo que se discutió, se pactó en La Habana, efectivamente se realice en el terreno”, puntualizó.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.