UNAMA condena ataques del Talibán en zonas civiles de Kabul

6 Enero 2016

La Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA) condenó enérgicamente una serie de ataques cometidos en Kabul por el Talibán en los primeros días del año, que han dejado cinco muertos y 56 heridos.

Un comunicado de la UNAMA señaló que las agresiones con explosivos han tenido lugar en zonas civiles de la capital afgana y que tres de ellas se realizaron con coches bomba operados por suicidas.

Los ataques causaron víctimas en casas, restaurantes, tiendas, oficinas, autobuses y calles. Entre los heridos hay diez niños, nueve mujeres y cuatro empleados de la ONU.

El representante especial adjunto de Naciones Unidas para Afganistán, Mark Bowden, recordó que las leyes humanitarias internacionales prohíben los ataques a civiles y exigen a todas las partes cumplir con esa disposición.

“Las consecuencias reales de los ataques suicidas en zonas urbanas incluyen pérdida de vidas, mutilaciones y destrucción de viviendas, negocios y otras propiedades, además de un miedo generalizado”, apuntó Bowden.

El primer día de 2016, el Talibán atacó un restaurante, causando la muerte de dos civiles y lesionando a 18 más. El 4 de enero perpetró dos atentados suicidas cerca del aeropuerto internacional de Kabul, dejando un saldo de tres muertos y 38 heridos. Ese asalto también destruyó más de 80 casas y negocios.

La noche del 5 de enero, un coche bomba estalló en otra área densamente poblada, aunque por el momento no se han reportado víctimas.

La UNAMA indicó que los ataques han ocurrido en un momento en que los afganos tienen la esperanza de que se reanude el diálogo de paz en su país y los llamó a no dejarse amedrentar por dichos actos de terrorismo.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android