Enviada especial pide medidas contra traficantes que financian a terroristas en el Sahel

25 Noviembre 2015

La enviada especial de la ONU para el Sahel, Hiroute Guebre Sellassie, aseveró este miércoles que el continuo deterioro de la seguridad es la principal preocupación de la región.

En un informe al Consejo de Seguridad, Sellassie indicó que los países del Sahel, que de por sí figuran entre los más pobres y menos desarrollados del mundo, se ven obligados a asignar partidas importantes de sus presupuestos a medidas para contrarrestar las amenazas de seguridad.

Tras su presentación ante el máximo órgano de decisión de la ONU, la diplomática advirtió que si no se mejoran con urgencia la educación y las oportunidades para la juventud, la región se convertirá en un foco de migración masiva y de reclutamiento y entrenamiento de terroristas.

“La complicidad entre el tráfico de drogas y los yihadistas está convirtiéndose en una mezcla letal”, declaró Sellasie en una comparecencia ante periodistas en Nueva York.

Ante este panorama, la enviada llamó al Consejo de Seguridad a utilizar sus mecanismos y extender sus mandatos para monitorear y evitar el narcotráfico, una actividad creciente en la región que aumenta la inseguridad y proporciona financiamiento a las organizaciones criminales o terroristas.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android