Relator de la ONU denuncia hacinamiento y torturas en las cárceles de Brasil

14 Agosto 2015

Las prisiones en Brasil están hacinadas, superando en algunos casos tres veces su capacidad, denunció hoy el experto de derechos humanos de Naciones Unidas, Juan Méndez.

Tras su visita de 12 días al país durante los cuales hizo visitas no anunciadas a comisarías, cárceles y centros de detención de menores, el relator especial de la ONU sobre la tortura apeló a las autoridades estatales y federales de Brasil a que aborden urgentemente los problemas de masificación en las prisiones.

“Esto conduce a situaciones caóticas dentro de los centros y perjudican gravemente las condiciones de vida de los presos, así como su acceso a una defensa legal, atención médica, oportunidades educativas, además del sol y el aire fresco”, aseguró Méndez.

El relator especial también denunció que el personal penitenciario está fuertemente armado, con rifles de asalto, gases lacrimógenos y otras armas. Según entrevistas que mantuvo con prisioneros, las palizas y los abusos en general en las cárceles son frecuentes.

Méndez también recibió testimonios de que la policía los torturó durante su detención e interrogatorio.

Si bien encomió las medidas tomadas por el gobierno para combatir los malos tratos a diferentes niveles, el experto de la ONU destacó que son necesarios más esfuerzos para garantizar la implementación en todo el país de las garantías ofrecidas por las instituciones y los procedimientos de protección de los derechos humanos.

El relator especial sobre la tortura presentará un informe sobre su visita ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en marzo de 2016.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.