Ban solicita la renuncia de su representante especial para la República Centroafricana

12 Agosto 2015

El Secretario General de la ONU expresó hoy vergüenza, angustia e ira ante las denuncias recurrentes de explotación y abuso sexuales cometidos por fuerzas del organismo mundial y su representante especial para la República Centroafricana, Babacar Gaye, ha dimitido a solicitud de Ban Ki-moon.

En declaraciones a la prensa a propósito de las denuncias realizadas por Amnistía Internacional el martes sobre nuevos incidentes que involucran a tropas de la Misión Multidimensional Integrada de la ONU para la Estabilización de ese país (MINUSCA),

Ban recordó que cuando la Organización despliega a un casco azul, lo hace para proteger a las personas más vulnerables del mundo.

“No voy a tolerar acción alguna que cause que la gente sustituya la confianza por el miedo. Los que trabajan para la ONU deben ser portadores de nuestros ideales más altos, sin embargo, las acciones escandalosas e indecentes de unos pocos castigan el trabajo heroico de las decenas de miles de personas que forman parte del personal de paz de la Organización”, manifestó Ban.

El Secretario General reiteró que todas las denuncias serán investigadas con rigurosidad y recordó que recientemente designó un panel independiente de alto nivel para investigar los incidentes reportados con anterioridad en la República Centroafricana.

Al considerar que el problema del abuso sexual va más allá de una misión o país, Ban informó que ha solicitado una sesión especial del Consejo de Seguridad para la tarde del jueves para evaluar el tema y que sostendrá una video conferencia con todos sus representantes especiales, jefes de tropas y comisionados de policía de todas las misiones de la ONU, para subrayarles sus responsabilidades.

“Reitero que los líderes deben informar sobre las denuncias inmediatamente, investigarlas exhaustivamente y actuar con decisión. El incumplimiento de esta orientación tendrá consecuencias claras. Quiero que los responsables sepan que rinden cuenta por las acciones de sus tropas, la policía y los civiles a ellos subordinados”, subrayó Ban.

Por otro lado, el Titular de la ONU recordó a los Estados miembros que tienen la responsabilidad principal sobre el comportamiento del personal que ofrecen a las misiones de paz y transmitió a los responsables de esos actos que la ONU hará lo posible por que sean juzgados y rindan cuentas.

Al dirigirse a las víctimas, Ban les dijo que la Organización estaba con ellos y que no deben sentir vergüenza en denunciar la explotación sexual o el abuso de poder que hayan sufrido.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.