ONU pugna por una educación que impida la repetición de genocidios

21 Enero 2015

En la víspera del 70º aniversario de la liberación del campo de Auschwitz-Birkenau, el vicesecretario general de la ONU, Jan Eliasson, pidió hoy a los Estados hacer más para prevenir los genocidios.

Ese campo de concentración y exterminio de la Alemania nazi, el más grande de su tipo durante la Segunda Guerra Mundial, fue liberado el 27 de enero de 1945 por las tropas soviéticas, y es un recuerdo luctuoso incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Se estima que más de un millón de hombres, mujeres y niños judíos, decenas de miles de polacos y prisioneros de guerra soviéticos y de otras nacionalidades fueron aniquilados en ese lugar de 1942 a 1944.

“El genocidio puede ocurrir cuando ignoramos las señales de advertencia y no queremos actuar", dijo Eliasson en un acto celebrado en la sede de la ONU convocado por la Misión Permanente de Polonia.

“El genocidio no sucede en un día. El genocidio es el resultado de procesos que ocurren en el tiempo y condiciones que les permitan desarrollarse. El reto al que nos enfrentamos es parar estos procesos y las condiciones que los alientan en etapas tempranas”, puntualizó

El vicesecretario general afirmó que el homenaje a las víctimas del Holocausto constituye una oportunidad para reflexionar colectivamente sobre cómo la comunidad internacional puede tomar medidas para que éste y los crímenes cometidos en Camboya, Rwanda y Srebrenica no se repitan.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.