ACNUR pide a Europa que destine más recursos a salvar vidas en el Mediterráneo

2 Octubre 2014

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) informó hoy de un fuerte incremento en el flujo de migrantes hacia Europa en los últimos meses y que al menos 2.200 personas perdieron la vida en ese intento.

Entre julio y septiembre unas 90.000 personas cruzaron el Mediterráneo tratando de hallar refugio en países europeos, comparado con una cifra de 75.000 personas en los seis primeros meses del año. En este periodo se registraron 800 muertes.

El alarmante incremento en el número de migrantes que tratan de llegar a Europa por mar tiene relación con la situación de inseguridad en Libia y los conflictos en Siria y Eritrea, entre otros factores.

Ante ese panorama, ACNUR reiteró su llamado a los países europeos para que dediquen más recursos a salvar vidas en alta mar y hacer más esfuerzos para implementar medidas que ofrezcan alternativas legales a quienes arriesgan su vida cruzando el mar en condiciones tan peligrosas.

ACNUR señaló que, si bien no todos los que atraviesan el Mediterráneo buscan asilo político en Europa, los datos del último trimestre revelan un aumento en la proporción de persona que huyen de la guerra y de la persecución en sus países.

Esta agencia de la ONU también pide a los gobiernos europeos que hagan más para facilitar la reunificación de familias y señaló que todos esos esfuerzos no pueden realizarlos sólo un puñado de países sino que debe ser una respuesta colectiva del conjunto de Europa.

En 2013 unas 60.000 personas cruzaron el Mediterráneo de forma irregular en busca de mejores oportunidades en Europa.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.