Enviado de la ONU condena atentados en Bagdad

18 Febrero 2013

El Representante Especial del Secretario General de la ONU para Iraq, Martin Kobler, condenó en los términos más enérgicos la serie de atentados ocurridos ayer en Bagdad, y afirmó que nada justifica esa violencia.

En un comunicado, el enviado subrayó que las víctimas de esas atrocidades son una vez más civiles inocentes, sumiendo en el dolor a sus familiares y comunidades.

Kobler afirmó que los líderes iraquíes tienen la responsabilidad de afrontar esos “crímenes atroces dirigidos contra el tejido social del país”.

Según fuentes de prensa, al menos 20 personas murieron y otras 80 resultaron heridas en una cadena de atentados perpetrados con coches bomba en distintos puntos de Bagdad prncipalmente en vecindarios chiitas.

Un total de siete vehículos y un artefacto explosivo estallaron en el distrito de mayoría chií de Ciudad Sadr y sus inmediaciones, en el este de la capital, además de en las zonas de Al Saidiya, en el suroeste, y en Al Karrada, en el centro.

El ataque más mortífero se registró en un mercado popular en el área de Al Huseiniya, en el este, donde cuatro personas perdieron la vida y otras quince resultaron heridas por el estallido de un coche bomba.