Libia: Miles de personas podrían haber muerto por ataques del gobierno, alerta Pillay

25 Febrero 2011

El uso indiscriminado de tanques, helicópteros y aviones militares por parte del gobierno de Libia para reprimir las protestas de la población podría haber causado ya la muerte de miles de personas que se manifestaban pacíficamente.

Así lo advirtió hoy la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, quien urgió a la comunidad internacional y al órgano de Naciones Unidas para esas garantías a tomar las medidas necesarias para detener el baño de sangre en el país magrebí.

Al inaugurar en Ginebra la sesión especial sobre Libia del Consejo de Derechos Humanos, Pillay indicó que, además de asesinatos masivos, el gobierno libio lleva a cabo arrestos arbitrarios, detenciones y tortura a los opositores al régimen.

“El Consejo de Derechos Humanos y sus mecanismos deben actuar vigorosamente para ayudar a ponerle fin a la violencia en Libia y detener a los responsables de las atrocidades. El Consejo debe utilizar todos los medios disponibles para obligar al gobierno libio a respetar las garantías fundamentales y escuchar la voluntad de su pueblo”, dijo.

La Alta Comisionada citó los informes de hospitales que reportan ejecuciones extrajudiciales, además de alertar sobre la escasez de medicinas y reservas de sangre para tratar a los numerosos heridos que están llegando constantemente.

Agregó que los testigos aseguran que en los actos de represión participan mercenarios extranjeros que siguen llegando al país equipados con armas.

Pillay insistió en que las acciones del gobierno libio constituyen crímenes contra la humanidad y subrayó una vez más la obligación de los Estados de proteger a la población, según las leyes internacionales.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.