ACNUR pide poner fin a impasse de activista saharaui

4 Diciembre 2009

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados apeló a los gobiernos de España y Marruecos a que pongan fin al impasse en la situación de la activista saharaui Aminatou Haidar y consideren cualquier medida que facilite su movimiento.

António Guterres hizo esta exhortación en ejercicio “de sus buenos oficios y por razones estrictamente humanitarias", según un comunicado de ACNUR.

Haidar mantiene desde hace tres semanas una huelga de hambre en el aeropuerto canario de Lanzarote, para que las autoridades marroquíes le devuelvan su pasaporte y le permitan retornar a su hogar el El-Ayoun.

Le fue confiscado cuando en el formulario para entrar en Marruecos dejó en blanco el espacio de nacionalidad y colocó Sahara Occidental como lugar de residencia. Haidar regresaba de Nueva York, donde recibió el Premio al Valor Civil de la Fundación Train.

Las autoridades consideraron que estaba renunciando a su nacionalidad marroquí y la obligaron a embarcarse en un avión a Lanzarote.

El Sahara Occidental fue una colonia de España hasta 1976. Al retirarse ese país, fue ocupada por Marruecos y Mauritania. Esta última nación se retiró, pero los enfrentamientos entre los saharauis del Frente POLISARIO, que piden la independencia, y Marruecos, continuaron hasta 1991, cuando se firmó un alto el fuego y la ONU estableció una misión de paz para vigilar su cumplimiento.

El contencioso territorial entre los saharauis y Marruecos continúa hasta la fecha.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.