Mujeres y niños, principales víctimas de la pobreza en América Latina, según la CEPAL

19 Noviembre 2009

La pobreza es 1,7 veces más alta en menores de 15 años que en los adultos y 1,15 veces mayor en mujeres que en hombres, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) divulgados hoy.

En su informe social sobre la región correspondiente a este año, la CEPAL señaló que en 13 de 18 países esta pauta se ha agravado entre 2002 y 2008.

La tendencia es aún peor con respecto a los menores de 15 años. En todos los países de la región, a excepción de El Salvador, se ha agravado la brecha de pobreza entre niños y adultos en los últimos seis años.

El trabajo no remunerado y el cuidado de terceros impiden la inserción laboral de las mujeres, lo que redunda en la pobreza de sus hijos, indicó el informe.

La brecha de pobreza por edad y género, por lo tanto, exige políticas de largo plazo para fomentar la inserción laboral de las mujeres, redistribuir la carga del trabajo no remunerado en los hogares y ampliar la extensión y cobertura escolar de los menores, agregó.

Explicó que la participación laboral de las mujeres sigue siendo extremadamente estratificada y destacó la carga de trabajo no remunerado en el hogar como uno de los principales obstáculos para su inserción laboral.

La carga de trabajo no remunerado aumenta en proporción a la necesidad de cuidado de hijos pequeños o adultos mayores dependientes y en directa relación con el nivel de ingresos en el hogar.

La población latinoamericana está envejeciendo y se estima que alrededor del año 2035, el porcentaje de población menor de 14 años y mayor de 60 será similar, revirtiendo la estructura demográfica de hace 40 años, cuando la población latinoamericana era mayormente joven.

Para mediados de este siglo se duplicará el número de adultos mayores dependientes por razones de salud y que requerirán cuidados, señaló el estudio.

Esto planteará serios problemas en términos de demandas sociales, recursos disponibles y políticas públicas.

Para enfrentar estos desafíos, la CEPAL sugirió, entre otras cosas, ampliar la matrícula y cobertura escolar de los niños menores de cinco años, extender las jornadas escolares, crear servicios colectivos de cuidado del adulto mayor, invertir más en salud preventiva, castigar la discriminación de las mujeres en el mercado laboral, y redistribuir la carga de trabajo no remunerado en el hogar.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android