Banco Mundial insta a reformas estructurales en Europa del Este y Asia Central

9 Noviembre 2009

Las políticas económicas adoptadas por algunos países de Europa del Este y Asia Central (ECA) tras la caída del muro de Berlín han demostrado un alto nivel de vulnerabilidad frente a la crisis, por lo que requieren reformas estructurales para impulsar su recuperación.

Así lo indica un estudio del Banco Mundial que analiza la transición del control central a la economía de mercado en esos países a 20 años de haberse iniciado el proceso.

Según el informe, muchos países de la región están bien integrados a los mercados mundiales y esto les ha acarreado grandes beneficios en términos de crecimiento después de la crisis financiera de Rusia en 1998.

Sin embargo, agrega el Banco Mundial, las mismas políticas que han permitido estos avances también crearon grandes desequilibrios que dejaron expuestas a estas economías a un gran impacto financiero y laboral durante la actual crisis.

La institución aclara que el grado de vulnerabilidad entre los países es variable y señala que las economías con políticas fiscales más restrictivas han mostrado mayor estabilidad.

El informe prevé un crecimiento débil en los países de la región y subraya la urgencia de reformar los sistemas bancario y corporativo, además de recomendar la reestructuración de la deuda de las familias.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.