Corrupción eleva costo del agua y afecta el cumplimiento de las Metas del Milenio.

25 Junio 2008

La corrupción en el sector del agua amenaza las vidas de miles de millones de personas y exacerba la degradación del ambiente, sostuvo un informe de Transparencia Internacional, divulgado hoy en la sede de la ONU, con el auspicio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

La publicación calcula que la corrupción aumenta en un 30 por ciento - a 48.000 millones de dólares - el costo de proveer agua a la mitad de los 1.000 millones de personas que no tienen acceso a ese recurso. Ésta es una de las Metas del Milenio adoptadas por los líderes mundiales para 2015.

Esa práctica afecta cada eslabón de la cadena de la entrega del agua: desde las políticas de diseño, hasta los presupuestos para construir y mantener las infraestructuras hídricas. Esto contribuye a aumentar los precios del líquido y a disminuir el suministro de ese recurso, particularmente a la población más pobre.

Uschi Eid, Vicepresidente del Consejo Asesor del Secretario General de la ONU en cuestiones de agua y saneamiento, presentó las recomendaciones del informe, que incluyen que todos los aspectos de la administración del agua se rijan por principios transparentes y participativos.

“Fortalecer la supervisión regulatoria de la gestión de agua, y cercionarse de que no sólo haya suficientes inspectores, pero que hagan su trabajo y que no sean sobornados”, agregó Eid.

Señaló que también se necesita fomentar una competitividad justa en los procesos de licitación y que todos los contratos incorporen medidas contra la corrupción.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.