PNUD pide apoyo a tratado contra bombas de racimo

18 Abril 2008

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) instó hoy a los gobiernos a que participen en negociaciones para establecer un tratado internacional que prohíba las bombas en racimo.

La directora de la Oficina de Prevención de Crisis y Recuperación del PNUD, Kathleen Craver, destacó que “éstas son armas insidiosas esparcidas en tierras arables, hogares y jardines, que constituyen una amenaza a largo plazo para las vidas y medios de subsistencia de los civiles”.

Estos armamentos están diseñados para explotar instantáneamente, pero con frecuencia fallan. Se fragmentan y pueden cubrir una superficie superior a los 20.000 metros cuadrados que, de facto, se convierte en un campo minado.

Las víctimas de un tercio de todas las bombas en racimo son niños, ya que tienen una apariencia y colores que los atraen.

El organismo de la ONU presentó un informe sobre el impacto de esos armamentos en el desarrollo, en anticipación a una reunión que se celebrará en Dublín.

En la capital irlandesa se iniciarán negociaciones el próximo mes para elaborar una convención que prohíba el uso, la producción, la transferencia y el almacenamiento de las bombas de racimo.

Con la ayuda del PNUD se ha logrado eliminar esa amenaza en numerosas zonas que se han vuelto a usar con fines agrícolas.

Unos 70 países tienen arsenales de bombas de racimo.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.