ACNUR advierte precariedad de refugiados iraquíes en Siria

14 Diciembre 2007

Los refugiados iraquíes en Siria se están quedando sin dinero, según encuestas realizadas por la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El organismo de la ONU efectuó un estudio en los últimos meses para comprender la situación de quienes huyeron de la violencia en Iraq.

Según los resultados preliminares, cerca de un 25% de estas familias reciben remesas de familiares en el extranjero, y 10% de los niños trabajan.

El estudio destaca que 31% de los refugiados iraquíes en Siria tienen título universitario.

La educación de los menores es preocupante, el 46% de los encuestados respondió que sus hijos han abandonado la escuela.

Desde comienzos de este año, el ACNUR ha registrado a más de 19.000 iraquíes con graves problemas de salud. Uno de cada cinco refugiados ha sido víctima de violencia.

Este domingo, la agencia de la ONU distribuirá 7.000 tarjetas de débito a las familias más necesitadas y vulnerables. Cada una recibirá entre 100 y 200 dólares por mes en asistencia financiera. Estas personas ya han sido identificadas por personal comunitario. También recibirán ayuda del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.