OIT aplaude apoyo del G-8 al trabajo decente

8 Junio 2007

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) encomió hoy el compromiso de los países del Grupo de los Ocho de apoyar su Programa de Trabajo Decente y reiteró que esta forma de empleo es un elemento central para lograr una globalización con progreso social.

Durante la reunión que lleva a cabo en Heiligendamm, Alemania, el G-8 reivindicó los cuatro objetivos estratégicos del Programa de Trabajo Decente de la OIT: crear trabajo decente y empleo productivo, promover el acceso a sistemas de protección social, fortalecer el diálogo entre los interlocutores sociales, y respetar las normas laborales fundamentales, que incluyen la prohibición del trabajo forzoso y el trabajo infantil, la eliminación de la discriminación en el trabajo, y el derecho de organización de los sindicatos.

La declaración final de la Cumbre de Heiligendamm incluye un llamado a los estados Miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) para promover, en estrecha cooperación con la OIT, la implementación de las normas laborales fundamentales internacionalmente reconocidas.

Además, los países del G-8 se comprometen a incluir el trabajo decente y el respeto a las normas fundamentales de la OIT en sus acuerdos de comercio bilaterales, recordando que las normas sociales y laborales no deben ser utilizadas con fines proteccionistas.

La Declaración del G-8 también incluye un llamado para que la OIT participe en un esfuerzo internacional para “dar mayor visibilidad y claridad” a las principales normas relacionadas con la responsabilidad social de las empresas.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.