Alta Comisionada pide a Iraq que se abstenga de imponer la pena de muerte

8 Febrero 2007

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Louise Arbour, instó hoy al Alto Tribunal Iraquí a abstenerse de imponer la pena de muerte al ex vicepresidente Taha Yassin Ramadan.

Arbour presentó un expediente judicial ante esa instancia aduciendo que la Convención sobre Derechos Civiles y Políticos, ratificada por Iraq, prohíbe la imposición de la pena capital en casos como el de Ramadan.

La Convención, señaló la Alta Comisionada, establece que esa sentencia sólo puede ser aplicada después de que se hayan seguido estrictamente los procedimientos de debido proceso y las garantías de solicitar la conmutación de la pena o el perdón.

Ramadan fue condenado a cadena perpetua en relación a su papel en los crímenes contra la población civil en la ciudad de Dujail en 1982. La Cámara de Apelaciones del Tribunal consideró que la pena de prisión era demasiado indulgente y ordenó a la Corte que emita una nueva sentencia.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.