Nigeria: Annan lamenta explosión y pide revisar políticas de abastecimiento de combustible

26 Diciembre 2006

El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, expresó hoy gran tristeza por la muerte de cientos de personas como resultado de la explosión de un oleoducto en Lagos, Nigeria, y llamó a las autoridades a revisar las políticas de distribución de hidrocarburos.

Tras ofrecer sus condolencias al gobierno nigeriano y a los familiares de las víctimas, Annan señaló en un comunicado que el robo de combustible de los ductos se ha convertido en un acontecimiento frecuente en Nigeria y recordó que a menudo son trágicas las consecuencias de este delito.

En este sentido, instó a Nigeria a revisar la gestión del abastecimiento de hidrocarburos y exhortó también a realizar una amplia evaluación regional de los riesgos que podrían dar lugar a un desastre ambiental o tecnológico en África Occidental.

Por último, Annan afirmó que la ONU está lista para asistir en estas tareas al gobierno nigeriano, así como para ayudar a identificar los riesgos y desarrollar una estrategia de respuesta ante posibles desastres en la región.

Según las informaciones de prensa, más de 500 personas podrían haber muerto hoy al explotar e incendiarse un ducto de combustibles en las afueras de Lagos cuando un grupo de jóvenes rompió la tubería para robar gasolina.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.