Darfur: ONU condena escalada de violaciones masivas y pide investigar ataques a civiles

9 Octubre 2006

La violencia contra las mujeres por parte de los grupos armados en Darfur está alcanzando niveles alarmantes, advirtieron hoy diversos organismos de la ONU que operan en la región sudanesa, destacando una gran escalada en los ataques a las mujeres y niñas que viven en los campamentos para la población desplazada.

Tras condenar esta ola de agresiones, las agencias de la ONU instaron a las fuerzas de la Unión Africana a reanudar los patrullajes en las áreas de recolección de leña para proteger a las mujeres que salen en busca de medios para cocinar.

Asimismo, llamaron a todas las partes en conflicto a poner fin a la violencia contra los civiles, especialmente a los asaltos a mujeres y niñas, y les pidieron no obstaculizar el trabajo de los organismos humanitarios que asisten a la población necesitada.

Por su parte, la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos instó al gobierno de Sudán a ordenar una investigación independiente de los recientes ataques de las milicias a la población civil que han dejado cientos de muertos en el sur de Darfur, para presentar ante la justicia a los responsables.

Según un informe elaborado por el personal de la ONU en Sudán, estas agresiones parecen haber contado con el consentimiento e incluso con el apoyo material de la autoridades sudanesas.

A partir de su inicio en 2003, el conflicto en Darfur entre el gobierno, las milicias armadas y los rebeldes ha dejado más de 180.000 muertos y ha causado el desplazamiento de más de dos millones de personas, además de que tres millones –la mitad de los habitantes de la región– dependen de la asistencia alimentaria internacional para sobrevivir, en un escenario cada día más peligroso para los trabajadores humanitarios.

El cinco de mayo pasado, el gobierno de Sudán y una parte del Movimiento de Liberación de Sudán (SLM) firmaron el Acuerdo de Paz de Darfur en Abuja, Nigeria, por iniciativa de la Unión Africana.

El Acuerdo, que no se ha cumplido a cabalidad, plantea mecanismos para la integración del ejército gubernamental y el rebelde y manda el desarme de las milicias progubernamentales Janjaweed, acusadas de cometer las mayores atrocidades en Darfur.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.