ACNUR respalda nuevas medidas para rescatar a migrantes que corran peligro en el mar

30 Junio 2006

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expresó hoy su apoyo a las nuevas normativas –que entrarán en vigor mañana– para reforzar los mecanismos de rescate de los migrantes que corran peligro en el mar cuando se dirijan hacia países en los que tienen la intención de asilarse.

Las nuevas medidas, aprobadas por los Estados Parte, enmiendan dos convenciones internacionales: la de seguridad en el mar de 1974, y la de búsqueda en el mar de 1979, y obligarán a los Estados a permitir a las personas rescatadas en el mar a desembarcar, lo que librará a los barcos de la responsabilidad de asistirlas tras el rescate y garantizará que se les escuche.

“Muchas veces, los barcos que han cumplido con su deber humanitario han tenido problemas porque los Estados no han dejado desembarcar a algunos migrantes y refugiados rescatados, sobre todo cuando no tienen los documentos requeridos”, explicó Ron Redmond, portavoz en Ginebra del ACNUR.

Agregó que este impedimento coloca a los propietarios de los buques y a las compañías navieras en una situación muy difícil que podría llegar a amenazar la integridad de la tradición humanitaria de asistir a quienes corran peligro en el mar.

El ACNUR y la Organización Marítima Internacional (OMI) pronto publicarán un folleto con las provisiones legales relevantes para los dueños de los barcos, los capitanes y su personal, las autoridades de los países, las compañías aseguradoras y otras partes implicadas en los rescates.

Cada año, un número indeterminado de personas se ahoga en el Mediterráneo, el Mar Rojo, el Golfo de Adén, el Caribe y otros mares del mundo cuando las precarias embarcaciones que los transportan naufragan.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.