Tribunal para Sierra Leona traslada a La Haya a Charles Taylor

20 Junio 2006

El ex presidente de Liberia, Charles Taylor, fue trasladado hoy de Sierra Leona a Holanda, donde el Tribunal Especial para Sierra Leona lo juzgará por cargos de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

Taylor –quien permanecerá detenido en las mismas instalaciones donde estuviera el ex líder yugoslavo Slobodan Milosevic–, fue llevado en un helicóptero de la ONU de la sede del Tribunal Especial en Freetown al aeropuerto en la misma ciudad, donde abordó un avión comercial hacia La Haya.

El ex presidente será procesado en la sede de la Corte Penal Internacional (CPI) por el Tribunal Especial para Sierra Leona.

El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, aplaudió la transferencia del ex mandatario y agradeció al gobierno holandés su cooperación para que el Tribunal Especial para Sierra Leona realice el juicio a Taylor en su La Haya, toda vez que su presencia en Freetown se considera peligrosa para la estabilidad de la región.

Asimismo, dio las gracias al gobierno del Reino Unidos por haber aceptado que el ex presidente liberiano cumpla en territorio británico la condena que le sea impuesta.

En un comunicado, Annan alentó a todos los Estados que puedan aportar evidencias o testigos en el caso de Taylor a cooperar con el Tribunal Especial si éste así lo requiriera, y a respaldar financieramente a la instancia jurídica encargada de procesar a los acusados de crímenes en la guerra civil de Sierra Leona.

El Secretario General confió en que el juicio a Taylor marque una victoria en la lucha contra la impunidad, contribuya a la reconciliación en Liberia y ayude a restaurar la paz y la estabilidad tanto en Liberia como en Sierra Leona.

Taylor, de 58 años, vivió exiliado en el sureste de Nigeria desde que salió del poder en Liberia en 2003 hasta el 27 de marzo pasado, cuando huyó después de que el presidente nigeriano, Olusegun Obasanjo anunciara que colaboraría con su extradición.

El ex dignatario trató de escapar a Camerún, pero las autoridades nigerianas lo capturaron dos días después y lo trasladaron inmediatamente a Monrovia, donde se entregó su custodia a la ONU y fue llevado a Sierra Leona.

Los cargos que pesan sobre Taylor, que incluyen crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, fueron perpetrados durante su intervención en la guerra civil de Sierra Leona entre 1997 y 2003.

El Tribunal Especial para Sierra Leona es una instancia independiente establecida en 1996 por las Naciones Unidas, según el mandato de una resolución del Consejo de Seguridad, y el gobierno del país africano para procesar a los responsables de violaciones graves de las leyes humanitarias internacionales, tales como los crímenes de guerra, durante la guerra civil que ocurrió de 1991 a 2002.

Hasta el momento, el Tribunal ha acusado a once personas relacionadas con las tres antiguas facciones armadas del país.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android