ICTY celebra confirmación de autoridades de Holanda de muerte natural de Milosevic

5 Abril 2006

El Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (ICTY) celebró hoy los resultados finales de la investigación emprendida por las autoridades de Holanda, que concluyeron que el ex presidente de Yugoslavia, Slobodan Milosevic, murió de causas naturales y que no existen indicios de que su muerte haya sido resultado de un crimen.

El presidente del ICTY, Fausto Pocar, recibió con beneplácito el anuncio de la indagación independiente sobre la muerte de Milosevic ordenada por el gobierno holandés, toda vez que La Haya es sede de la instancia jurídica.

El informe, entregado ayer al ICTY, cierra oficialmente la pesquisa luego de determinar que la autopsia indicó que Milosevic falleció el 11 de marzo pasado a consecuencia de un paro cardiaco.

Los patólogos no encontraron indicios de que haya sido envenenado. Tampoco hallaron sustancias tóxicas que pudieran haber causado el ataque al corazón.

Según la investigación, los medicamentos que se encontraron en el cuerpo de Milosevic no presentaban concentraciones tóxicas.

El Tribunal informó que se centrará ahora en una pesquisa interna sobre el tratamiento médico de Milosevic mientras se encontraba detenido.

La muerte de Milosevic se produjo en su celda, en la unidad de detención del ICTY, antes de que terminara el juicio en su contra por genocidio y crímenes de guerra.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android