Filipinas: ONU continúa operaciones tras aludes de la semana pasada

20 Febrero 2006

La ONU continúa desplegando operaciones en las Filipinas para asistir a la población damnificada por los aludes que siguieron a las fuertes lluvias de la semana pasada, cuyo saldo es hasta el momento, unas 1.400 personas desaparecidas.

Además de un equipo de especialistas para la evaluación de desastres que ya se encuentra en la zona siniestrada, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha movilizado 100.000 dólares adicionales para ayudar en las tareas humanitarias con las víctimas.

Por su parte, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) informó que el gobierno filipino reportó 81 muertos y más de 400 personas rescatadas luego de los deslaves que destruyeron el poblado de Guinsaugon.

“Dada la significativa respuesta nacional e internacional, con más de mil personas participando en las operaciones de búsqueda y rescate, y más de 200 brindando servicios médicos de emergencia, el gobierno ha enfatizado la necesidad de una coordinación que maximice la eficiencia de los recursos desplegados”, señaló la OCHA en un comunicado.

Las autoridades filipinas han prohibido los vuelos en helicóptero en las zonas aledañas a Guinsaugon, en vista de que podrían detonar nuevas avalanchas de lodo. Esta medida, necesaria para evitar nuevas desgracias, ha dificultado, no obstante, el acceso al poblado.

 

Participa en nuestra encuesta sobre Noticias ONU. Son solo cuatro minutos.
Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android