Egeland alerta sobre la peor crisis en ayuda humanitaria

20 Octubre 2005

El Subsecretario General para Asuntos Humanitarios, Jan Egeland expresó su preocupación por la escasa respuesta internacional para asistir a los damnificados del terremoto en Pakistán y de los huracanes en Centroamérica.

Egeland, quien es además coordinador de las operaciones de la ONU para las operaciones de emergencia advirtió que la llegada del invierno en Pakistán o el huracán Wilma en Centroamérica pueden costar muchas más vidas.

“El mundo no está respondiendo como debería. Esta es una emergencia como ninguna otra”, dijo el funcionario en una conferencia de prensa en Ginebra, aclarando que la situación es peor a la que se dio tras el tsunami de diciembre pasado.

“No es suficiente. Naciones Unidas está poniendo todos sus recursos en este momento y no es suficiente. Nunca habíamos tenido una pesadilla como esta. Y la carrera contra el tiempo es como ninguna otra”, comentó.

En el comienzo de una gira por todo el mundo en busca de financiación, Egeland manifestó su frustración por haber recibido sólo una cuarta parte de lo solicitado para atender la emergencia en Pakistán y Centroamérica.

“No hay nada que produzca más desesperación que ver a los trabajadores humanitarios en medio de tanta miseria”, confesó.

Hasta el momento se ha confirmado la muerte de al menos 48.000 personas como consecuencia del terremoto de Cachemira que afectó tres países, pero se cree que varios miles más podrían fallecer si no reciben asistencia inmediata.

Aviones de la OTAN transportaron unas 900 toneladas de ayuda, pero faltan medios aéreos para distribuirlas en las zonas más remotas. “Necesitamos un puente aéreo como el de Berlín. Si pudimos hacerlo a fines de 1940 deberíamos poder hacerlo en 2005”, expresó.

El coordinador de asistencia humanitaria agradeció a China por el envío de tiendas de campaña, pero al mismo tiempo consideró que Beijin podría hacer aún mucho más.

“He pedido a China que cruce la frontera con camiones con asistencia humanitaria, con helicópteros internacionales, donde no tenemos fácil acceso. Hay tres millones de personas sin hogar. Se han distribuido 30.000 tiendas de campañas pero se necesitan 350.000”, dijo.

Por otra parte demandó más compromiso de América Latina con los desastres naturales. Explicó que el sistema de Naciones Unidas sólo había recibido la cuarta parte de los 8 millones de dólares solicitados para El Salvador y una tercera parte de los 25 millones que se pidió para los damnificados en Guatemala.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.