FAO advierte que en América Latina hay más pesticidas obsoletos de lo que se creía

30 Mayo 2005

El problema de los residuos químicos tóxicos procedentes de los pesticidas obsoletos almacenados en América Latina es mucho más grave de lo que se estimaba, advirtió la FAO.

Hasta el momento se creía que en la región había unas 10.000 toneladas de productos químicos para eliminar. Según los últimos cálculos, hay entre 30.000 y 50.000 toneladas.

Este aumento se debe a que fueron descubiertos nuevos depósitos de pesticidas obsoletos, algunos de ellos en Colombia.

En ese país, por ejemplo, se hallaron cerca de 200 toneladas de químicos de gran toxicidad. La FAO colaboró con el gobierno colombiano en la operación de limpieza del lugar. Las sustancias fueron reenvasadas y destruidas.

Además, las autoridades colombianas han localizado cerca de 5.000 toneladas de pesticidas enterrados en un lugar donde se habían establecido familias de desplazados y donde se planea construir un complejo residencial.

En Paraguay se está haciendo un gran esfuerzo para eliminar 125 toneladas de pesticidas y materiales contaminados que fueron dañados por un incendio en la capital, Asunción, en julio de 2003. Los esfuerzos para apagar el fuego produjeron una contaminación grave en el río Paraguay - que atraviesa luego Argentina y desemboca en el océano Atlántico - afectando a una población cercana donde los residentes presentan ahora síntomas de intoxicación crónica.

En Bolivia fueron localizadas partidas de antiguas donaciones de pesticidas con compuestos de arsénico y productos para la fumigación muy volátiles en áreas residenciales y cerca de importantes reservas acuíferas, incluido el lago Titicaca.

Bolivia, uno de los países más pobres de la región, ha tratado neutralizar estos productos tóxicos con la ayuda de la FAO, pero necesita unos tres millones de dólares para hacerlo.

La FAO ha organizado un programa regional de capacitación en nueve países de Latinoamérica, pero el Programa de Pesticidas Obsoletos requiere de recursos adicionales.

Los pesticidas obsoletos son los remanentes de campañas de control de plagas en los campos de algodón y otros cultivos comerciales. Las reservas se han acumulado debido a que un cierto número de productos han sido prohibidos por sus riesgos para la salud o ambientales, pero nunca fueron retirados y eliminados correctamente. Las partidas deterioradas a menudo contaminan el medio ambiente y suponen una amenaza para la población.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.