Secretario General urge a donantes a ampliar respaldo a Unión Africana en Darfur

26 Mayo 2005

El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, urgió hoy a la comunidad internacional de donantes a aportar mayores recursos financieros, políticos y materiales para que la Unión Africana amplíe su presencia en la región sudanesa de Darfur, donde la población sufre una grave crisis humanitaria.

Al inaugurar la conferencia de apoyo a la Misión de la Unión Africana en Sudán (AMIS) –celebrada en Addis Abeba, Etiopía-, Annan dijo que la violencia y atropellos que han causado el desplazamiento de más de dos millones de personas en el occidente del país durante los últimos dos años sólo podrán ser detenidos si se aumenta el número de efectivos en la región.

“Donde la AMIS está presente no ocurren estas cosas. Una Misión ampliada a su máxima capacidad operacional significaría que la gran mayoría de civiles vulnerables en Darfur sería protegida de la violencia”, señaló.

El Secretario General agregó que aunque los donantes ya han hecho algunas aportaciones importantes y se ha avanzado en el trabajo en el terreno, el proceso debe acelerarse para evitar cuellos de botella y asistir a la población más necesitada.

La situación se ha estabilizado en términos generales en Darfur durante los últimos meses, pero las condiciones de vida en la región siguen siendo inaceptables puesto que la población aún corre riesgos de ser atacada y los trabajadores humanitarios se han convertido cada vez más en blancos de agresiones, indicó.

Annan explicó que la intención de la Unión Africana es desplegar más de 6.000 efectivos militares y 1.500 policías, operativo para el que necesita más de 465 millones de dólares por año.

“Estamos por dar el siguiente paso clave: asegurar que la Misión y los hombres y mujeres que la conforman cuenten con lo que necesiten para hacer su trabajo. Los hombres y mujeres que conforman la Misión necesitan nuestro apoyo para hacer bien su trabajo”, puntualizó.

Añadió que pese a que la labor de la AMIS beneficiaría a más de tres millones de personas a lo largo del año, aún faltan 350 millones de dólares en fondos para realizarla.

En este sentido, insistió en que se trata de “una carrera contra el tiempo” puesto que la temporada de lluvias en Sudán se aproxima, y con ella una mayor escasez de alimentos y una mayor dificultad para llegar a la población en desgracia.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.