Comité contra la tortura acusa a Suecia de violar convención

20 Mayo 2005

El Comité contra la Tortura consideró hoy que Suecia violó la Convención contra esa práctica al deportar a Egipto a una persona que pedía asilo alegando que si volvía sería sometido a abusos.

Ahed Hussein Mustafa Kamil Agiza fue expulsado de Suecia en diciembre de 2001. En 1982 había sido arrestado como sospechoso de estar involucrado en el asesinato del presidente egipcio Anwar Sadat.

En 1998 fue enjuiciado “in absentia” por un tribunal egipcio y hallado culpable de pertenecer a un grupo terrorista y condenado a 25 años de prisión. Su petición de asilo a Suecia se produjo cuando se encontraba en tránsito en Estocolmo.

El artículo 3 de la Convención contra la Tortura estipula que ningún Estado parte puede extraditar a una persona a otro país si existen motivos sustanciales para creer que podría estar en peligro o ser sometida a torturas.

El Comité, que vela por el cumplimiento de la Convención, consideró que Suecia sabía que en Egipto el uso de la tortura contra los detenidos es generalizado.

En su defensa, el gobierno sueco alegó que antes de deportar a Agiza había obtenido garantías de Egipto de que no sería sometido a tratamiento abusivo.

Por otra parte, destacó que de acuerdo a resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU un país no puede convertirse en refugio de quienes apoyan o cometen actos terroristas.

Según información proporcionada por la Policía de Seguridad sueca Agiza constituía una amenaza grave a la seguridad.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android