ONU condena matanzas atribuidas a las FARC y a paramilitares en Colombia

3 Enero 2005

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos deploró y condenó el asesinato de 17 personas atribuido a las FARC y de otras cuatro presuntamente por paramilitares.

Las víctimas de las FARC fueron cuatro niños, ocho mujeres y ocho hombres, atacados el 31 de diciembre en la noche en el departamento de Arauca.

Dos días después, el bloque Centauros de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, mataron a Antonio Díaz Niño y a sus tres hijos, uno de ellos menor de edad, en el municipio de Maní, en Casanare.

En diferentes comunicados, la Oficina exigió a los altos mandos de las FARC y de los paramilitares que manifiesten públicamente su responsabilidad por estos crímenes de guerra, e identifiquen a sus instigadores y autores materiales.

Les recordó, además, la vigencia de normas internacionales humanitarias que les prohíben atentar contra la vida e integridad física de quienes no participan en las hostilidades.

La Oficina subrayó que el homicidio de civiles no puede justificarse por motivo alguno.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.