Representante especial de la ONU y ministro del Exterior de Sudán alcanzan acuerdo

5 Agosto 2004

El representante especial de la ONU para Sudán, Jan Pronk, y el ministro del Exterior de ese país, Mustafa Ismael, alcanzaron anoche un acuerdo que detalla las medidas a seguir en los próximos treinta días para iniciar el desarme de las milicias Janjaweed y de otros grupos clandestinos.

Del mismo modo, precisa los mecanismos para mejorar las condiciones de seguridad en Darfur y para aliviar la crisis humanitaria en esa región sudanesa, según informó hoy en rueda de prensa Denise Cook, portavoz de la ONU.

Para ser oficial, el texto del acuerdo todavía debe ser aprobado por el gabinete ministerial de Sudán, agregó la portavoz.

Luego del acuerdo con el canciller sudanés, Pronk estimó que de ser aceptado e implementado el documento, el Consejo de Seguridad de la ONU no consideraría necesario tomar medidas punitivas contra Sudán.

En cuanto a la situación de la población desplazada de Darfur, el enviado de Naciones Unidas confirmó que el gobierno de Khartoum ha eliminado las restricciones para el acceso de la ayuda humanitaria a los campamentos.

Ante este panorama, el diplomático instó a la comunidad internacional a aprovechar la oportunidad para llevar alimentos, medicinas y otros artículos de primera necesidad a los desplazados.

Mientras tanto, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) reportó que una serie de graves enfrentamientos tribales al sur de Darfur ha obligado a cerca de mil familias a abandonar sus localidades.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.