Comisionada de Derechos Humanos sostiene que combate a terrorismo no debe afectar derechos fundamentales

13 Julio 2004

La lucha contra el terrorismo debe reconciliarse con los imperativos de la dignidad y la seguridad personales, dijo hoy Louise Arbour, titular de la Alta Comisaría de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

“El respeto de los derechos humanos y del derecho a la seguridad están ligados inevitablemente”, subrayó la alta comisionada ante el Comité de Derechos Humanos, que vigila el cumplimiento de la Convención Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos.

Arbour citó a Darfur, Afganistán e Iraq como ejemplos de la necesidad de implementar estándares de los derechos fundamentales para la prevención y resolución de los conflictos.

Agregó que la Convención sobre estos derechos debe ser respetada por los militares sirviendo en otros países.

Asimismo, destacó que la protección eficiente de los ciudadanos y la protección eficiente de sus derechos son compatibles e interdependientes. “No puede haber seguridad personal genuina si los derechos están en peligro, en un entorno de miedo y anarquía sólo pueden existir garantías legales”, recalcó.

Arbour sostuvo que los organismos de derechos humanos de la ONU constituyen un suplemento crucial para la labor del Comité del Consejo de Seguridad contra el Terrorismo.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.